27 de agosto de 2019 14:42 PM
Imprimir

Cerrar Ventana Sebastián Olivero, sobre la siembra luego de las PASO: “Ya se nota que la expectativa es otra, con un escenario más defensivo”

CompartiremailFacebookTwitterLa Argentina sigue movilizada por el escenario político local en el contexto de elecciones presidenciales, y el mercado del agro local mira atentamente los números. Entre muchas otras cosas, los productores dudan cuál sería la mejor estrategia para cuidar el valor de sus granos en este entorno de incertidumbre política y cambiaria. “Hay muchas dudas […]

La Argentina sigue movilizada por el escenario político local en el contexto de elecciones presidenciales, y el mercado del agro local mira atentamente los números. Entre muchas otras cosas, los productores dudan cuál sería la mejor estrategia para cuidar el valor de sus granos en este entorno de incertidumbre política y cambiaria.

“Hay muchas dudas luego del escenario post PASO y por eso las decisiones tienden a paralizarse. Hay que estar alertas, pero mi recomendación es que hay que vender el trigo viejo porque tiene un premio mucho mayor al trigo nuevo”, dijo a Bichos de Campo Sebastián Olivero, analista de granos de la firma FC Stone.

De cara a una estrategia para minimizar riesgos, el analista recomendó “dos cosas que se pueden hacer: vender forwards o futuros, o bien comprar puts, cuya ventaja es que no obliga a entregar la mercadería. Es más bien, una cobertura a la baja. Si el precio sube, no lo usás al put, ya que es una especie de seguro”.

En relación a la campaña de granos gruesos que se viene, Olivero declaró que “hasta antes de las PASO había una proyección de siembra con maíz, que era 8% mayor a la campaña pasada, pero ahora todo cambió y hasta creo que habrá menos siembra que la esperada”.

“A muchos se les complicará cambiar porque quizás ya compraron insumos y tendrán que intentar mantener la rotación, pero ya se nota que la expectativa es otra, con un escenario más defensivo, virando al cultivo que menos riesgo conlleva. Por eso creo que será más limitada la expansión de maíz”.

Escuchá el reportaje completo a Sebastián Olivero:

“Los mercados externos están movidos. La guerra comercial entre Estados Unidos y China es de nunca acabar y está lejos de avizorarse una solución en el corto plazo, lo cual fortaleció los valores FOB, ya que los chinos están buscando soja en Sudamérica, principalmente en Brasil. Esto nos beneficia, porque hay un poco más de firmeza en los precios disponibles”, agregó el analista.

En cuanto al contexto externo para el trigo, el maíz y la soja, Olivero explicó que “mirando el hemisferio norte, las cosechas de trigo están prácticamente definidas entre todos los grandes jugadores, y hay una situación holgada por el lado de la oferta, a excepción de Rusia que viene de un segundo año malo”.

“En maíz y soja, Estados Unidos tuvo un arranque malo por el exceso de lluvia, pero julio y agosto fueron más beneficiosos, lo que trajo cierto alivio al mercado. Los tours de farmers pronostican una producción menor que la del USDA, 15 millones de toneladas menos en maíz y 5 millones de toneladas menos en soja. Pero lo cierto es que el mercado no prestó tanta atención a esa realidad y los stocks finales caen, pero no a niveles extremadamente ajustados”, completó el experto.

Fuente:

Publicidad