28 de agosto de 2010 18:41 PM
Imprimir

Uruguay   –   Egipto habilitará mercado para carne ovina con hueso

Avance. Misión sanitaria terminó ayer y visitó 9 frigoríficos

La carne ovina uruguaya continúa ganando mercados. En pocos días quedará habilitado Egipto para entrar con cortes con hueso, donde hay importadores que ya están manifestando interés en el producto. Más allá de la apertura de los mercados de alto valor, como pueden ser Canadá (ya habilitado), México y Estados Unidos (en trámite), la carne ovina uruguaya precisa más nichos donde ser colocada con hueso. Por ahora sólo se puede entrar con productos sin desosar en Brasil, China, Argelia, Jordania y Rusia, pero en pocos días más quedará habilitado Egipto, un mercado de Medio Oriente que presenta una alta demanda y precios estimulantes para los operadores. Hoy la demanda de este destino se centra en carcasa con hueso a seis cortes, pero el problema es que no está, aún, la habilitación país. La misión de técnicos egipcios finalizó ayer y según información recabada por El País, con mucho éxito. Los expertos sanitarios revisaron en Uruguay nueve frigoríficos exportadores y algunas plantas de frío, recabando información para elaborar su análisis de riesgo, que desde ya sería favorable a Uruguay. ¿Por qué la importancia de mercados donde entrar con cortes con hueso? Precisamente porque esos nichos posibilitan colocar toda la res y no determinados cortes, pero, por otra parte, porque hay un costo industrial muy alto que se ahorra en el proceso: el desosado. Más allá de Egipto, los servicios sanitarios uruguayos tienen la mira centrada en otros mercados para la carne con hueso y entre ellos, la prioridad es la Unión Europea, el principal importador mundial de carne ovina. En este sentido, la habilitación para cortes sin desosar aún estaría distante, tanto para ovinos como para bovinos. Aún así, la cadena cárnica no pierde la esperanza de poder acceder. NEGOCIOS. Mientras tanto, según los datos parciales del Instituto Nacional de Carnes (hasta el 21 de agosto) se llevan colocadas 11.740 toneladas de carne ovina, con un ingreso promedio de US$ 3.370, cuando a igual fecha del año anterior valía US$ 2.319. Cabe recordar que aún no comenzó a exportarse con fuerza a mercados potenciales como Canadá, debido a una falta de volumen de materia prima. La Unión Europea (donde se entra sin hueso) continúa siendo el principal mercado, pero cayó el volumen colocado, no por falta de demanda, sino por falta de mercadería. Hasta el 21 de agosto se colocaron 3.008 toneladas (peso canal). El segundo mercado en importancia es el Mercosur (básicamente por Brasil), que demandó 2.714 toneladas. En Emiratos Árabes se colocaron 1.845 toneladas y en Arabia Saudita otras 1.538 toneladas. Prácticamente no se vendió nada de carne ovina ni a Argentina ni a Paraguay, mercados en los que en años anteriores se habían enviado volúmenes muy pequeños. Dentro de la región, el gran nicho continúa siendo Brasil, donde los corderos uruguayos llegan a segmentos gastronómicos de Rio Grande do Sul y San Pablo. El País Digital

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *