29 de agosto de 2010 16:24 PM
Imprimir

Cuándo nos desojizamos

Las actuales perspectivas auguran mayor presencia de la oleaginosa. El clima, la política y los mercados le siguen dando una mano al "yuyo".

Se agrava el cuadro climático. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio a conocer el panorama agrícola semanal, en donde se refleja una perspectiva que hace retroceder los augurios optimistas de comienzos de año. Sin lluvias y con mayor evaporación por el alza paulatina de las temperaturas, el déficit hídrico se acentúa en el oeste agrícola, comprometiendo la condición del cultivo de trigo. Con respecto al maíz, la implantación de escasos lotes sobre el norte santafesino marcó el inicio del nuevo ciclo que, “a pesar de las buenas experiencias recolectadas durante la pasada campaña, comienza en un marco de dudas e incertidumbres”, dice la entidad. No obstante lo cual, diversos factores alentaron la comercialización de insumos durante la precampaña del cereal y permiten prever un crecimiento de 9,1 puntos porcentuales respecto al ciclo previo, llevando a casi dos millones novecientas mil hectáreasla superficie destinada a la producción de grano comercial. Los fundamentos: una mejor rentabilidad del cultivo en comparación a campañas anteriores, una importante necesidad de rotación para diversificar la producción y cortar el continuo progreso de enfermedades en soja, y una fuerte influencia alcista sobre la intención de siembra actual causada por los elevados rendimientos recolectados durante la pasada campaña. Un dato curioso: la humedad en los perfiles de suelos del núcleo productivo nacional es superior a la registrada durante similar período de 2007/08, ciclo fuertemente afectado por “La Niña” y que casualmente fue precedido por una campaña con excelentes resultados.En girasol, se registró un fuerte avance en el área de siembra, pese a la escasa humedad en los primeros centímetros de suelo. Según el informe, lotes implantados en fechas tempranas presentan emergencias desparejas, con pérdidas en el stand de plantas, debido a que las bajas temperaturas sufridas en agosto se han sumado a la escasa humedad superficial de los cuadros. Según la Bolsa de Rosario, sondeando los planes de siembra, vuelve a darse un escenario poco favorable al maíz comparándolo con la soja. Los márgenes comparativos en las situaciones de arrendamientos son ajustados. Aunque también hay subas en los costos de hacer soja, con aumentos en insumos y el costo de controlar la mancha de ojo de rana. Igualmente, la mayor variable de rentabilidad sigue estando del lado de la oleaginosa

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *