30 de agosto de 2010 07:24 AM
Imprimir

Frigoríficos de Caballos: peligra la fuente laboral de 700 operarios en el país

Desavenencias internas en el ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación habrían provocado demoras en la aplicación de una nueva reglamentación sobre trazabilidad en los equinos.

Por lo que algunos interpretan desavenencias internas en el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación que conduce Julián Domínguez, corren riesgos centenares de fuentes de trabajo en frigoríficos destinados a la faena y exportación de carne de caballo.

Según pudo saberse, una resolución del Senasa tomada sobre fines del marzo y aplicable a partir de los primeros días de abril, generó problemas en la industria frigorífica, si bien se dieron algunos pasos tendientes a solucionar el problema hasta los primeros días de octubre del presente año.

Las plantas industriales deben ajustarse a la Trazabilidad dispuesta por la Comunidad Económica Europea, lo que – de acuerdo a la información que se posee en nuestro Grupo Periodístico – sería imposible de materializar. Esta decisión del organismo que núclea a los europeos, donde se consume mayoritariamente la carne de caballo, fue comunicada sobre la fecha de su aplicación. El problema fue destrabado por la intervención de los ministerios de Asuntos Agrarios de distintas provincias, y recién atendido por el ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación en la segunda quincena de este mes.

Los propietarios de los frigoríficos ubicados en La Pampa, Córdoba, Entre Ríos, Córdoba, Río Negro y Buenos Aires, fueron atendidos por los intendentes municipales de los distritos de Uriburu, Río Cuarto, Gualeguaychú, Chimpay, Mercedes y Trenque Lauquen, los que de inmediato dieron traslado de los inconvenientes que la decisión podía generar a los ministerios de Asuntos Agrarios respectivos.

Después de varios meses, fueron recibidos en Paseo Colón al 800 de la ciudad autonóma de Buenos Aires, por uno de los subsecretarios de Domínguez, quién prometió tratar de encontrar una solución. Si la misma no aparece antes del primero de Octubre, las plantas deberán dejar de faenar, lo que pondría en riesgo la fuente de trabajo de centenares de personas. En este sentido se supo que la planta de Uriburu tendría más de 70 operarios; Río Cuarto, superaría los 100; Chimpay, Río Cuarto y Gualeguaychú, número de trabajadores similar; Mercedes por encima de los 200 y Trenque Lauquen, más de 150.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *