30 de agosto de 2010 08:05 AM
Imprimir

Se sembró un 21% más de trigo

 Muchos productores, motivados por el elevado precio que alcanzó el cereal, se sumaron a última hora. En el Chaco se destinó un 1500% más de tierra que en 2009 y desplazó al girasol.

El área sembrada con trigo en la campaña 2010/2011, que está a escasos días de finalizar, ascenderá a 4.244.170 hectáreas, 21% más que en la anterior, según las últimas estimaciones realizadas por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.
Hasta el jueves 26 de este mes, se habían sembrado con el cereal 4.183.130 hectáreas en todo el país, 99% del total previsto, según reveló en su último informe semanal la Dirección de Coordinación de Información, Delegaciones y Elaboración de Estimaciones Agropecuarias de la cartera agropecuaria.
En la campaña 2009/2010, el área sembrada con trigo había sido de 3.487.414 hectáreas.
El incremento en el espacio sembrado con trigo, sumado al crecimiento previsto en otros granos, como maíz y soja, permitiría que la producción agrícola argentina en la próxima campaña supere largamente los 93,2 millones de toneladas previstas para la actual campaña 2009/10 e incluso el récord de 96,9 millones de 2007/08.
En el sector privado se manejan cifras incluso superiores. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires calculó que el incremento en el área sembrada será de 26%, porque se espera un incremento en el territorio de cultivo. En la cartera agropecuaria señalaron que en estos últimos días de siembra podrían agregarse nuevos productores, entusiasmados por los elevados precios internacionales, con lo que el resultado definitivo podría estar algo por encima de las 4,244 millones de hectáreas pronosticadas.
El entusiasmo de los productores se ha hecho sentir con fuerza en algunas provincias, como Chaco, donde la zona cultivada creció en un 1500%, comparada con la superficie destinada a trigo en 2009. En esa provincia, donde la siembra ya concluyó, el cereal ocupó finalmente 150 mil hectáreas. Según analistas privados, el trigo desplazó al girasol, especialmente en el sudoeste de la provincia.
El motor de estos movimientos es el crecimiento del precio del trigo, que llegó a cotizar en la plaza de Chicago (principal centro mundial de compra y venta de este cereal) a U$S 289 la tonelada en septiembre.
La escalada en los precios desde junio está vinculada con la caída de la producción rusa y su decisión de cerrar las exportaciones. Según los datos de la FDA (el organismo federal estadounidense para la producción y el comercio agrícola), la producción mundial de trigo en el bienio 2009/2010 fue de 680,3 millones de toneladas mientras que para el período 2010/2011 se espera una de 645,73 millones, es decir, una caída 5,08%. En el sentido inverso, el consumo subirá 2,01% según las estimaciones para el mismo período.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *