2 de septiembre de 2019 14:39 PM
Imprimir

Esta es la garrapata que tiene mayor impacto en la ganadería

Cuando la Rhipicephalus microplus, que es un ectoparásito hematófago, se adhiere a la piel del bovino puede llegar a extraer volúmenes considerables de sangre, provocando de esta forma una afectación de su sistema inmune con consecuencias directas en la producción de leche y carne.

Bernardo Guerrero, médico veterinario epidemiólogo, explicó que la Rhipicephalus microplus (anteriormente conocida como Boophilus microplus), es una garrapata de un solo huésped que afecta a los bovinos, que se sube en el animal y hace su ciclo allí.

 

Anotó que ella se sube como larva, se llena de sangre, se embaraza, pare sus crías, muere, cae del animal, y las nuevas larvas vuelven y hacen su ciclo que generalmente dura entre 21 y 24 días.

 

Según el experto, esta es la garrapata con más presencia en Colombia y se encuentra en casi todas las áreas tropicales del territorio nacional, en climas medios y bajos. Incluso ya ha habido reportes de enfermedades que estos parásitos transmiten en trópico alto.

 

En ese sentido dijo que en la Sabana de Bogotá se han conocido casos de enfermedades que están asociadas a este tipo de garrapatas.

 

Indicó que una alta carga de estas garrapatas en los animales puede llegar a disminuir considerablemente la producción de carne o leche y dañar la piel. Este parásito es conocido por transmitir la babesiosis y la anaplasmosis.

 

“Estas garrapatas han sido y seguirán siendo el reto parasitario más grande de este país, porque su control se ha desbordado y hay un desequilibrio en el ambiente, a tal punto que ya se encuentran en climas altos“, señaló.

 

También mencionó que ya hay estudios sobre la resistencia de las garrapatas a acaricidas y productos para el control de la misma.

 

En un estudio de Raquel Sofía Salazar Benjumea, MsC en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia, la experta manifiesta que la garrapata Rhipicephalus (Boophilus) microplus, se ha convertido en un problema en producciones tradicionales porque el crecimiento de las poblaciones no se puede controlar debido a la resistencia ocasionada por el uso indiscriminado de baños acaricidas.

 

Ante eso considera que, “es necesario conocer el comportamiento de estas poblaciones en un ambiente con diferentes características por ejemplo, las ofrecidas por sistemas silvopastoriles donde cambia temperatura, humedad y demás características medio climáticas necesarias para su sobrevivencia”.

 

El médico veterinario epidemiólogo sostuvo que la principal preocupación que existe en torno a la garrapata es su control, porque se requiere un tratamiento muy puntual para tratar de eliminarlas sobre el huésped.

 

Precisó que más que un control sobre el animal, se requiere realizar un control integral y considerar los diferentes factores del entorno.

Fuente:

Publicidad