31 de agosto de 2010 10:12 AM
Imprimir

Langostino: realidad de una pesquería previsible

Una más y van… La zafra de langostino patagónico en el año del bicentenario no hace más que repetir estadísticas que no se escapan del perímetro de previsibilidad que todos los años trazan los investigadores del INIDEP al comenzar la temporada, luego de que concluye la campaña estival de evaluación de prerreclutas.

Cuando el CFP acaba de autorizar la apertura a la pesca comercial de un área comprendida entre los paralelos 44º y 43º30′ S, el meridiano 64º40′ W y 62ºW, se conocieron datos que resumen la actividad en el área de jurisdicción nacional desde el 19 de mayo hasta el 10 de agosto, elaborado por el INIDEP.

El Informe Técnico Nº 49 fue elaborado por Carina Fischbach y Juan de la Garza, de la Dirección de Pesquerías Pelágicas y Ambiente Marino, correspondiente al Programa Pesquería de Crustáceos.

Al 10 de agosto los científicos contabilizaban 39 mil toneladas de langostino que se declararon desembarcadas. La zafra sigue latiendo a ritmo sostenido y al 27 de agosto, la estadística oficial ya contabilizaba 44.251 toneladas.

Nadie se asombrará si al cerrar el balance, cuando se reserve la población de adultos que protagonizarán el ciclo reproductivo, el marisco supere las 53.500 toneladas que se descargaron el año pasado.

El documento científico, al que tuvo acceso REVISTA PUERTO, revela que en agosto del 2010 “la temporada de langostino se sostiene principalmente con el desembarco proveniente de la flota tangonera que opera en jurisdicción nacional”.

Se presentó un resumen gráfico de la situación de la pesquería y se describieron las variaciones latitudinales entre el 44º00′ S y 46º20′ S. La información se actualizó en base a informes recibidos hasta el 10 de agosto. Se incluyeron los resultados de la prospección realizada al sur del 46º S entre el 7 y 9 de agosto pasados.

“Desde el 19 de mayo y considerando el área total de jurisdicción nacional, la captura media de langostino por día (CPD) ha sido de 7.649,2 kg y la captura media por hora de arrastre (CPUE), de 4.128,83 kg/hr”, detalla el documento, al tiempo que aclara que “si bien la producción de langostino se mantiene en dicha área, se registran valores decrecientes de los indicadores de captura tanto por día como por hora de arrastre, luego de dos meses de habilitada la pesca en el área”.

En un análisis latitudinal, los mayores valores promedio por BP (barco pesquero), tanto en término de captura por día como de captura por unidad de esfuerzo, se obtuvieron al norte del 45º00′ S, particularmente entre 44º00′ S y 44º20′ S a finales de julio, con registros medios diarios de captura de 20 toneladas de langostino por día, y de CPUE de hasta 28.800 kilos de langostino por hora de arrastre efectivo.

“Entre 45º00′ S y 46º00′ S, si bien los mayores registros de estos indicadores fueron inferiores a estos mencionados (CPD de hasta 13 toneladas por día y CPUE de 13.700 kg/hr arrastre), la captura en el área se ha mantenido –con altibajos– hasta la fecha”, subraya el informe.

En cuanto a la situación del langostino al sur del 46º00`S, los científicos sólo dispusieron de la información surgida de las prospecciones comerciales durante mayo y agosto.

La información disponible actualizada les permite a los investigadores pensar que existen concentraciones puntuales de langostino que han posibilitado registros medios diarios máximos de casi 15 toneladas de captura por día y de 3.500 kg por hora de arrastre.

“Los valores decrecientes de CPUE de norte a sur evidencian que es necesario un mayor esfuerzo aplicado (en términos de hora de arrastre efectivo) en el sur para mantener similares niveles de producción”, sostienen los investigadores.

Las tallas del langostino capturado en jurisdicción nacional también variaron latitudinalmente. Las mayores tallas fueron halladas hasta la fecha entre 44º00′ S y 44º30′ S, superando consecuentemente las categorías superiores L1 y L2 el 70 por ciento de participación en la producción.

“Se evidencia una disminución de las tallas hacia el sur, con una participación decreciente de la categoría L1 en la producción, y una participación creciente de las categorías L3 y aún L4, particularmente en las proximidades del 46º00′ S”, reconocieron los científicos del Programa Pesquerías Pelágicas.

Se prevé que a partir de la apertura de la nueva zona de pesca al norte del 44º S se disparen hacia arriba los indicadores de CPUE. En la prospección, tanto los buques congeladores como los costeros evidenciaron importantes rendimientos de langostino de tallas grandes (L1 a L3) y baja relación entre las capturas de langostino y merluza.

Desde el INIDEP recomendaron actuar de manera precautoria al habilitar la pesca sobre las concentraciones de adultos, que iniciarán el ciclo de reproducción en los próximos meses.

Por último el Informe Nº 49 revela que en cuanto a la fauna acompañante del langostino, los reportes recibidos de los observadores del INIDEP evidencian para el total del área analizada una relación merluza/langostino de 0,11.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *