14 de septiembre de 2019 01:00 AM
Imprimir

China levantará aranceles punitivos a soja y cerdo de EE.UU.

CompartiremailFacebookTwitterBeijing.- China levantará los aranceles punitivos impuestos a la soya y la carne de cerdo estadounidenses en una guerra comercial con Washington, dijo el viernes una agencia estatal de noticias, lo que se suma a los gestos conciliadores de las dos partes antes de las negociaciones. China suspenderá los aumentos arancelarios a la soja, la […]

Beijing.- China levantará los aranceles punitivos impuestos a la soya y la carne de cerdo estadounidenses en una guerra comercial con Washington, dijo el viernes una agencia estatal de noticias, lo que se suma a los gestos conciliadores de las dos partes antes de las negociaciones.

China suspenderá los aumentos arancelarios a la soja, la carne de cerdo y algunos otros productos agrícolas, dijo la Agencia de Noticias Xinhua, citando a la agencia de planificación del Gabinete y al Ministerio de Comercio. Beijing “apoya a las empresas nacionales en la compra de una cierta cantidad de productos agrícolas de Estados Unidos”, dijo, pero no dio detalles.

La medida sigue a la decisión del presidente Donald Trump el miércoles de posponer una subida de aranceles planificada para las importaciones chinas del 1 de octubre al 15 de octubre.

Crecen las esperanzas de que las dos partes puedan calmar la prolongada disputa que amenaza el crecimiento económico mundial. Pero no ha habido señales de progreso en los principales problemas de su extenso conflicto sobre comercio y tecnología.

La decisión de Beijing de restablecer el acceso a la soja estadounidense de bajo costo también ayudaría a los criadores de cerdos chinos que usan la soja como alimento para animales. Se están recuperando de una epidemia de peste porcina africana que ha provocado que los precios del cerdo se disparen.

Las llamadas telefónicas a los ministerios de comercio y finanzas no fueron respondidas el viernes, un feriado nacional en China.

“China tiene un mercado enorme y las perspectivas para importar productos agrícolas de alta calidad en los Estados Unidos son amplias”, dijo Xinhua. “China espera que Estados Unidos sea fiel a su palabra, avance en sus compromisos y cree condiciones favorables para la cooperación agrícola bilateral”.

Beijing impuso aranceles del 25% a los productos agrícolas estadounidenses el año pasado en respuesta a los aumentos arancelarios de Trump a los productos chinos. Se ordenó a los importadores que dejaran de comprar soja, la mayor exportación de Estados Unidos a China.

China apuntó a los productos agrícolas, dañando las áreas rurales que apoyaron a Trump en las elecciones presidenciales de 2016.

El secretario Steven Mnuchin calificó la demora arancelaria del miércoles por parte de Trump como un “gesto de buena voluntad hacia los chinos”.

El Ministerio de Comercio dijo el jueves que los importadores estaban pidiendo a los proveedores estadounidenses precios de la soya y el cerdo. No dio ninguna indicación de si planeaban hacer pedidos.

Washington quiere que Beijing revierta los planes para el desarrollo liderado por el estado de líderes en robótica y otras tecnologías. Estados Unidos, Europa y otros socios comerciales argumentan que violan los compromisos de libre comercio de China.

Algunos funcionarios estadounidenses temen que erosionen el liderazgo industrial de Estados Unidos.

Las negociaciones se rompieron en mayo sobre cómo hacer cumplir cualquier acuerdo. Beijing dice que las alzas arancelarias de Trump deben levantarse tan pronto como un acuerdo entre en vigencia.
Washington quiere mantener algunos en su lugar para garantizar el cumplimiento chino.

Trump y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron en junio reanudar las conversaciones, pero la última ronda en Shanghai en julio no produjo ningún progreso.

Los negociadores chinos deben volar a Washington a principios de octubre para reunirse con Mnuchin y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, según el secretario del Tesoro. Dijo que los funcionarios de nivel medio de Estados Unidos y China debían reunirse la próxima semana o la semana siguiente para prepararse.Al retrasar su alza arancelaria, Trump permitió la posibilidad de que las conversaciones progresen lo suficiente como para evitar el aumento indefinidamente. Sin embargo, los economistas dicen que un acuerdo final es poco probable este año.

Las alzas arancelarias de ambas partes sobre miles de millones de dólares en bienes han interrumpido los negocios para granjas y fábricas en ambos países, lo que pesa sobre el crecimiento económico mundial.

El anuncio de China el viernes también afina las sanciones comerciales para reducir el daño a su propia economía en un momento de desaceleración del crecimiento.

La pérdida de acceso a la soya estadounidense elevó los costos para los criadores de cerdos chinos después de que la peste porcina africana causó la pérdida de más de 1 millón de cerdos e interrumpió el suministro de carne básica de China, lo que hizo que los precios se dispararan.

Las autoridades han dicho a los importadores de soja que busquen nuevas fuentes, pero Estados Unidos es el mayor exportador y de menor costo. Los compradores están mirando a Brasil y Argentina, pero su producción no puede llenar toda la brecha y sus precios son más altos.

El miércoles, Beijing anunció exenciones de derechos punitivos para 16 categorías de productos estadounidenses.

Las exenciones chinas se aplican a las materias primas que necesitan los agricultores, las fábricas y algunos medicamentos.

El Ministerio de Comercio dijo el jueves que se otorgarían exenciones si no se encontraban proveedores alternativos o si el aumento perjudicaría a la industria o la economía china.

Fuente:

Publicidad