18 de septiembre de 2019 09:44 AM
Imprimir

Un estudio encuentra que una dieta con carne es mejor para el medio ambiente que una exclusivamente vegetariana

CompartiremailFacebookTwitterUna dieta en la que se incluya a diario el consumo de carne tiene una huella de carbono menor que otra completamente vegetariana en la que se incluya el consumo de lácteos, segúnun estudio desarrollado por la Universidad Johns Hopkins (JHU) en Baltimore, Estados Unidos. En el trabajo se ha modelado de todas las dietas […]

Una dieta en la que se incluya a diario el consumo de carne tiene una huella de carbono menor que otra completamente vegetariana en la que se incluya el consumo de lácteos, segúnun estudio desarrollado por la Universidad Johns Hopkins (JHU) en Baltimore, Estados Unidos. En el trabajo se ha modelado de todas las dietas principales en unos 140 países y concluye que aquellos que cambian a una dieta vegetariana pueden estar haciendo más daño que beneficios.

La investigación muestra que sería mejor reducir los productos lácteos, aumentar su ingesta de frutas y verduras y comer carne una vez al día para obtener proteínas y energía. A esto lo llaman una dieta “dos tercios vegana”.

En el Reino Unido, la dieta vegana saludable de dos tercios promedio contribuye con el equivalente a 762.7 kg de emisiones de dióxido de carbono (CO2e) por persona, en comparación con 1,265.2 kg para una dieta vegetariana que incluye lácteos.

En declaraciones al diario The Telegraph, Keeve Nachman, uno de los autores del trabajo asegura que “los cambios en la dieta no tienen que ser tan draconianos como muchas personas piensan que tienen un impacto significativo en el medio ambiente. Nuestro estudio descubrió que en el Reino Unido, cambiar a una dieta vegetariana que incluya huevos y lácteos es en realidad menos útil para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que una dieta que incluya carne, lácteos y huevos para una de tres comidas, y es exclusivamente de origen vegetal para las otras dos comidas”.

De acuerdo con el Dr. Najman, el cambio a una dieta vegetariana saludable incluiría los productos lácteos y los huevos a una tasa ligeramente por encima de la norma para compensar la pérdida de carne. Por el contrario, la dieta vegana de dos tercios en un país como el Reino Unido es una reducción considerable en algunos de los alimentos más intensivos en clima.

Los autores del estudio sugieren que la adopción de una dieta con el consumo de carne a diario en una de las tres comidas es un buen punto de partida.

Fuente:

Publicidad