3 de septiembre de 2010 07:09 AM
Imprimir

Aparecería recría en diciembre

Esta categoría colaboraría para paliar la escasa oferta de invernada a fin de año y aliviar en parte al consumo a partir de marzo

Comentario General

El coletazo final, producto de la abrupta reducción del rodeo argentino se dará durante 2011, y presumimos que sería durante el otoño expresado en bajos niveles de faena.

De concretarse una retención de vientres importante, la faena podría mantenerse baja, incluso durante todo el próximo año, de lo contrario la actividad mejoraría de manera aleatoria.

El primer indicio de retención se evidencia en el valor que alcanzó la hembra preñada en estos últimos días, que se consolidaría con las mejoras en el precio del gordo.

El segundo indicio es la participación de las hembras en la faena, que según CICCRA en el trimestre de mayo a julio fue de 43,4%, y que especialistas de trayectoria estiman que existe retención debajo de 45%.

Además, el dato indica cobra fuerza porque se ha retenido en un mercado alcista para la vaca gorda y manufactura, mientras que los vientres estaban atrasados en su valor.

Motivo por el cual, se puede entrever que este proceso se acentuaría si se consolidan o mejoran aún más los precios de los vientres. Recordemos que el año pasado se mataba entre el 49 y el 50% de hembras, fundamentando el principal motivo que resulto en una pérdida de más de 3,5M de cabezas en 2010, y que con certeza también faltarán el año entrante.

En este sentido, agregamos nuestra suposición de que el valor de la vaca gorda continuará con tendencia aproximándose al precio del novillo.

Los valores entre ambas categorías son más cercanos aún en Uruguay, Paraguay y Brasil.

Por otro lado, confirmamos lo dicho en informes anteriores, que los precios del gordo habrían llegado a su piso y con faltantes ocasionales o no, el precio del novillo oscilaría entre 1,80 y 1,90 dólares el kilo en pie.

El argumento para sostener este pensamiento se basa en los 2 dólares que alcanzó el kilo vivo en mayo, y combinando la suma del factor escasez de hacienda, y demanda sostenida del consumo para primavera y verano, esta variación sería casi un hecho.

Si se agrega la ocurrencia de una eventual sequía para los próximos meses, los valores se mantendrán en los máximos que pueda convalidar la demanda, tanto para el consumo de carne, como de invernada y cría.

Indicadores

Índice General ONCCA (1/9): $5,74 / +0,71% semana anterior.

Índice Novillo Mercado de Liniers (1/9): $6,469 / +3,24 s/a.

Índice Kilo Carne de Novillo (2/9): $11,173 / 58,2% de rendimiento / -0,41% s/a*.

Índice Ternero Campo de Cría (2/9): $8,46 / -0,23% s/a*.

*Centro de Consignatarios Directos de Hacienda, CCDH.

Invernada

En plena zafra de terneros estimamos que la oferta sería durante el año reducida, aunque estable llegando a fin de año.

Nos basamos en la percepción que generaban los comentarios de muchos criadores y la confirmación de ver campos de cría con importantes lotes de terneros en recría.

Los productores que recriaron no se equivocaron, colocan novillitos de 250 a 330 kilos arriba de los 8 pesos el kilo ofreciendo plazos de 60 y 90 días, tal como ocurrió en el remate que realizó esta semana por Internet Madelan S.A.

Así, los compradores de esta categoría cuentan con plazos convenientes para hacer la inversión y el buen estado corporal de los novillitos permite continuar ganando kilos rápidamente, resultando en un negocio financiero rápido y asegurándose  la provisión de carne que demandará el verano.

Volviendo entonces a la oferta de invernada, suponemos que una parte importante de las recrías que aprovecharán los campos de primavera, estarán disponibles a principio del verano.

En proporción a los terneros nacidos, habría más oferta de terneros y novillitos que otros años en esta época, aunque de todos modos estará por debajo de las necesidades de la demanda.

Muchos criadores, a diferencia de otros años, pueden por los buenos precios y campo disponible regular sus ventas.

Engorde a Corral

Por la escasez y el alto precio los corrales se estarían vaciando, según varias fuentes. Por el contrario, otros nos reportan que existen muchos pedidos en firme a precios que superan los 8 pesos con 30 días de plazo, aunque resulta imposible llegar a cubrir incluso la mitad de los animales solicitados. Por lo tanto, podría ser más factible que el vaciamiento de los corrales se deba a falta de animales que a precios altos.

Frigoríficos

Es agudo el conflicto laboral que se presenta de aquí en más en las empresas que poseen plantas de faena, y presionará al gobierno a resolver o paliar la situación en el corto plazo.

La intervención se daría de cualquier manera, resta esperar cuales son las ventajas que ofrezca el gobierno para aquellos que continúen operando o compren plantas paradas.

De cualquier manera, las alternativas son mantener algún nivel de faena que pueda sostener por lo menos parte de los puestos laborales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *