19 de septiembre de 2019 20:52 PM
Imprimir

San Juan se hace cargo otra vez de los gastos por Lobesia

El gobernador Sergio Uñac lanzó la campaña 2019-2020 contra la "Polilla de la vid", con una inversión de 180 millones de pesos. Si bien lo establece la ley, Nación nunca destinó partidas para controlar la plaga.

La campaña para el combate de la mariposa Lobesia botrana, más conocida como “polilla de la vid”, demandará este año al Gobierno provincial un desembolso 80% superior al de la temporada pasada, 80 millones más que lo erogado el año pasado, para mantener a raya la plaga en zonas de viñedo bajo cuarentena.

El gobernador Uñac, en el inicio del discurso, se refirió a la entrega de feromonas para combatir la Lobesia botrana, una plaga de la vid, y destacó la necesidad de “trabajar conjuntamente con los productores. Si bien es una obligación nacional que establece la ley 27227, que determina que es la autoridad de aplicación, es decir la Nación, la que debe entregar los fondos para estas acciones, al no tener al momento respuesta, la Provincia ha tomado la responsabilidad una vez más de entregar 180 millones de pesos que sirven para combatir esta plaga”.

Las autoridades provinciales recordaron ayer que la Nación nunca destinó partidas presupuestarias para esta campaña agrícola, y sólo desembolsó esporádicas sumas extraordinarias, debiendo asumir el Gobierno local la totalidad de la tarea. Díaz Cano dijo que se tomó la decisión política de financiarla para evitar la plaga y sus efecto negativos en los mercados a los que se envía la uva.

Ayer se recordó que los productores tienen a disposición el préstamo de tractores, dos pulverizadoras de 400 litros, una pulverizadora de 2.000 litros, cuatro moto-mochilas y dos termo-nebulizadores. Además, disponen de la asistencia de 15 cuadrillas fitosanitarias y un grupo de profesionales técnicos especialistas en el control de la plaga al servicio del productor para realizar trabajos de extensión a campo.

La campaña de prevención y erradicación de la polilla de la vid tiene como objetivo brindar asistencia, difusores de confusión sexual (feromonas) e insecticidas para que aquellos productores cuyas fincas se encuentren en áreas cuarentenadas o en contingencia puedan hacer sus aplicaciones en forma gratuita y así combatir la plaga. Asimismo apunta a ofrecer asesoramiento a aquellas fincas libres de este insecto con el fin de que puedan aplicar diversas estrategias preventivas.

Los insumos fueron entregados a los titulares de la Cámara Vitivinícola de San Juan, Federación de Viñateros y Productores Agropecuarios, Asociación de Viñateros y Fruticultores Independientes, Cámara de Bodegueros, Cámara de Productores Vitícolas de San Juan, Cámara de Producción, Empaque y Comercio Frutihortícola, Sociedad de Chacareros Temporarios y Asociación de Productores del Este Sanjuanino.

El mandatario agregó que “para seguir pensando que la vitivinicultura es una actividad que identifica a los sanjuaninos tenemos que protegerla, porque da trabajo genuino a muchas familias de la provincia. Los productores son los que generan actividad económica en la provincia y el Estado tiene la enorme obligación de cuidarlos, protegerlos e incentivarlos a través de reglas concretas que puedan impulsar el crecimiento de la actividad”.

LA FRASE

Por Ley de a finales del 2015 establece que la plaga debe ser combatida por la Nación. En cuatro años la provincia no recibió aportes.

Lic. Andrés Díaz Cano

Fuente:

Publicidad