20 de septiembre de 2019 10:30 AM
Imprimir

ASIA, OPORTUNIDAD PARA LA CARNE MEXICANA

CompartiremailFacebookTwitterNo sólo es la “guerra comercial” que protagonizan Estados Unidos y China, otras problemáticas insertas en el actual contexto internacional ofrecen oportunidades para México en la colocación de productos en el exterior, como la carne de res y de cerdo, en regiones de alto crecimiento como la asiática. La crisis por la Peste Porcina Africana (PPA) ha provocado […]

No sólo es la “guerra comercial” que protagonizan Estados Unidos y China, otras problemáticas insertas en el actual contexto internacional ofrecen oportunidades para México en la colocación de productos en el exterior, como la carne de res y de cerdo, en regiones de alto crecimiento como la asiática.

La crisis por la Peste Porcina Africana (PPA) ha provocado el sacrificio de más de 100 millones de cerdos y continuarán enfrentando las consecuencias de esta enfermedad porcícola, afectando la producción mundial.

Hugo Fragoso, Vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Establecimientos Tipo Inspección Federal (ANETIF), indicó que China es el primer productor mundial de carne contando con el 47.8% de la producción.

En cuanto a la carne de cerdo, es el país con la mayor producción (3.7 toneladas), seguido por la Unión Europea (0.7), Rusia y Vietnam (0.5 cada uno), Brasil (0.4) y Estados Unidos (0,3). Sin embargo, por el brote de PPA se ha modificado todo el escenario mundial de producción de carne de cerdo, el cual genera una oportunidad para México.

A inicios de 2019 se preveía que el volumen de cerdo producido a nivel global se incrementaría en 1%, respecto al 2018 y se ubicaría en 114.6 millones de toneladas.

Los principales productores mundiales, a excepción de la Unión Europea incrementarían su producción. China, el mayor productor mundial con una participación del 48% del total de carne producida, crecería su producción en un 1%.

Sin embargo, debido a la presencia de la PPA, que ha impactado en el comercio y los precios de los cerdos, ha ocasionado una tasa de expansión más lenta en comparación con 2018 y Estados Unidos, por su parte, ha aumentado su producción en este año en un 5%, país que representa el 11% de la producción mundial.

China es el segundo socio comercial de México, el crecimiento de las exportaciones nacionales ha ido en aumento y los estándares de higiene y sanidad, logrados por el sistema de producción e inspección de carne, se mantienen con un alto desempeño, lo que ha permitido a México abrir nuevos mercados de exportación.

Bajo estas circunstancias, China busca diversificar su proveeduría por lo que podría sumar más empresas mexicanas autorizadas para realizar sus ventas hacia el país asiático. Desde el pasado lunes 16 y hasta el 21 de septiembre, una comitiva del gobierno chino realiza una serie de visitas a diversas plantas productoras del país.

“México cuenta con seis plantas productoras de cerdo y dos de res autorizadas para vender productos cárnicos a China y esta auditoría abre las posibilidades de sumar a otras empresas mexicanas. Las ventas de carne porcina a China se han incrementado en un 6.2% de enero a junio de 2019 contra 2018, con cerca de cinco mil toneladas y cada año han ido aumentando desde que México y China suscribieran los protocolos sanitarios que permiten el ingreso al mercado chino de productos cárnicos porcícolas y de res, representando, de acuerdo a cifras del Banco de México, mil 573 millones de dólares (mdd) entre carne de cerdo y carne bovina (536 y mil 073 mdd, respectivamente) en 2018. Lo que contribuyó a que, por primera vez, México ocupe el décimo puesto entre las economías exportadoras de productos agroalimentarios, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio de 2018”, señaló Fragoso.

Actualmente México no cuenta con plantas TIF autorizadas para exportar vísceras de cerdo y res y se espera que, al término de la auditoría actual, además de ampliar el número de plantas exportadoras, se cuente con un protocolo acordado que abra la oportunidad para la exportación de esos productos.

México es uno de los cinco países, junto con Estados Unidos, Australia, Portugal y Suiza, que cuentan con reconocimiento de la Organización Mundial de Salud Animal como país libre de las seis enfermedades más devastadoras de los animales: fiebre aftosa, fiebre porcina clásica, encefalopatía espongiforme bovina, perineumonía contagiosa bovina, peste equina y peste de los pequeños rumiantes, lo que privilegia el intercambio comercial.

“Desde 2007 la PPA se ha convertido en un fuerte dolor de cabeza para Asia y Europa y sigue creciendo, representando una amenaza latente para el continente americano, por lo que México, a través de una serie de medidas preventivas que se han establecido por tierra, mar y aire, le han permitido mantenerse libre de enfermedades exóticas”, precisó el directivo de ANETIF.

Cabe recordar que en México los establecimientos que desean exportar cárnicos deben contar con la certificación TIF. Actualmente el país cuenta con 468 establecimientos de este tipo para todos los giros, entre ellos, sacrificios, cortes, procesadores de cárnicos y frigoríficos de bovino, cerdo, caprino, ovino, aves, incluso leche y miel.

Fuente:

Publicidad