3 de septiembre de 2010 10:45 AM
Imprimir

Uruguay  –   Podría subir ganado gordo tras las lluvias

Las lluvias podrían valorizar más la poca oferta de ganado gordo que se encuentra en el mercado. Hay un gran atraso en el engorde y falta volumen de animales preparados para faena. Los operadores ven precios firmes e incluso alguna suba.

Los consignatarios coinciden en que, por lo menos, falta un mes más para que comience a aparecer una oferta de volumen de animales gordos para faenar.

Este año se hicieron pocos verdeos y muchos no nacieron, provocando un gran retraso en la preparación de los animales pesados como hacía años no se registraba. Aún con poca oferta, los precios de la hacienda vienen bajando levemente unos centavos cada semana y estas lluvias, alimentan la esperanza de los productores de lograr algún centavo más por los animales que venden a frigorífico.

"Las lluvias aún no incidieron en valorizar el ganado gordo, pero puede llegar a pasar, porque está faltando oferta de haciendas preparadas", advirtió a El País el consignatario Miguel Bengochea. Según su visión, "si estas lluvias vienen acompañadas de algún calorcito que haga rebrotar las praderas, mucha gente se animará a no vender".

Para Luis Aparicio Andrade, los frigoríficos "van a tener que salir a pagar más los ganados preparados que aparezcan. Sigue faltando mucha oferta. En nuestra zona (Durazno), hemos embarcado porque algún productor tiene necesidad de vender, pero mucho menos de lo que embarcamos siempre". Hoy "con bajas de precios pese a la poca oferta, el productor no tiene un atractivo para vender", aseguró el operador.

Los precios del novillo gordo se mantienen entre US$ 3 por kilo de carne y US$ 3,10, la vaca gorda entre US$ 2,80 y US$ 2,90, lográndose algún centavo más por animales excepcionales. En las últimas jornadas, alguna planta presenta una mayor demanda por vacas gordas y los precios del novillo gordo, básicamente están sostenidos por el ganado procedente de los engordes a corral.

El interés por vacas puede deberse a dos factores. Por un lado, finalizaron las faenas para Israel (faenas Kosher) y eso baja la presión sobre los novillos y por otro, a negocios puntuales con algún mercado, como puede ser Rusia, el principal comprador de delanteros bovinos.

Para el consignatario Alejandro Zambrano, la menor oferta de ganado gordo no sólo se debe a un atraso en el engorde, sino también a que "hay mucho menos gente preparando ganado gordo, por un desestímulo y por una baja del stock bovino".

Mientras tanto, los frigoríficos buscan estabilizar los precios y no muestran apuro en sus compras. Este sector dice que hoy no hay negocios suficientes como para que los precios del ganado gordo se valoricen más, pero la incógnita es qué pasará con la oferta en las próximas semanas.

La poca oferta de ganado gordo que hay, se reparte entre los frigoríficos y las compras de ganado en pie para Jordania.

Mientras tanto, en algunos departamentos como Cerro Largo, las lluvias están dificultando mucho las cargas hacia las plantas del poco ganado preparado que está saliendo al mercado. Los caminos desechos, los arroyos y cañadas que no dan paso, harán que cueste sacar el ganado del campo.
El País Digital  

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *