3 de septiembre de 2010 14:34 PM
Imprimir

Un megatambo con 11.500 vacas

El establecimiento en Nebraska produce 370 mil litros diarios. Opera en el mercado de futuros de la leche

Iowa   Antes de visitar la Farm Progress Show 2010, los productores argentinos recorrieron un tambo en Ricing City, Nebraska, explotación familiar con dos unidades de producción que reúnen un volumen de 370 mil litros de leche por día, a partir del manejo de 11.500 vacas. Este megatambo es el resultado de una filosofía que concentra en la infraestructura y el bienestar animal todo el capital de la empresa, la cual no participa en las etapas de procesamiento de la leche sino que se ciñe exclusivamente a la comercialización de la misma en mercados futuros.Los visitantes quedaron perplejos cuando pudieron ingresar en el mismo colectivo que los llevaba a las instalaciones, lo cual marca una idea de su tamaño. "Creo que es una experiencia para intentar copiar en lo que se pueda en la Argentina, porque tiene un manejo muy eficiente de los recursos y resultados extraordinarios en producción", evaluó Luis María Rodríguez, productor de Jesús María que participa del viaje.Modelo intensivo. Uno de los tambos posee siete mil vacas, de las cuales se ordeñan seis mil tres veces al día, con una productividad de 37 litros por vaca al día, las cuales desarrollan una vida útil promedio de cuatro años.En otro tambo, se ordeñan 4.500 vacas más, con las cuales se alcanza el volumen señalado.La sala de ordeñe cuenta 46 bajadas, en cuatro líneas con ordeñe posterior y salida rápida, es decir que ordena 184 vacas por tanda, las 24 horas, tarea que se desarrolla con 48 empleados, la mayoría mejicanos.El sistema productivo es totalmente estabulado, con galpones refrigerados, camas de arena y canal de limpieza de orina y bosta con agua a presión, y dos limpiezas diarias. El agua es reciclada y la arena con las deposiciones pasa por un proceso de lavado y separación de sólidos, con lo cual queda limpia para su reutilización.La genética aplicada es Holstein, cruza con Jersey, en tanto que la leche es comercializada en un 80 por ciento como leche fluida y el resto se entrega a fábricas de queso de la zona.La producción, según el UsdaEn su último informe sobre el sector lácteo mundial, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos destaca incrementos de la producción de leche en ese país, que se situará en 86,7 millones de toneladas (+0,97 por ciento). Brasil, con 30,2 millones de toneladas, crece cinco por ciento;, India, con 47,6 millones de toneladas (+3,9 por ciento) y China, con 31,29 millones de toneladas (+10 por ciento).
El Usda prevé que el consumo de leche en la Unión Europea se mantenga respecto del año anterior en 33,7 millones de toneladas, y estima un descenso del uno por ciento en el censo de vacas de leche en 2010 en la UE, hasta 24 millones de reses.También el tambo accede a mercados futuros, con precio de 1,3 dólar por galón lo cual da 46 centavos de dólar por litro.Esta operatoria encaja asimismo con el método para comprar el maíz que alimenta los rodeos.Este cereal se adquiere íntegramente a productores de la zona, en el período que va de marzo a diciembre, con un precio relacionado a la cotización en Chicago menos los gastos.Por ejemplo, si en Chicago el maíz cotiza a 4,30 dólares el bushel, el productor cobra cuatro dólares, pero se evita el costo del flete y libera su lote antes.La alimentación del rodeo es efectuada con mixer vertical doble rotor. La fibra de la ración es aportada por fardos prismáticos de mil kilogramos de alfalfa que el productor compra y tiene almacenada en galpones abiertos de lona. Justamente, estos galpones de lona también causaron sorpresa a los productores argentinos por su funcionalidad y bajo costo.El fardo es desmenuzado y luego introducido al mixer vertical. Las vacas consumen unos dos kilos de materia seca de fibra por día. El silo de maíz es tipo torta y aporta parte de la ración. "La idea es que se alimentan todos los días, igual ración a la misma hora, con lo cual se consigue una vaca bien alimentada, limpia y sin estrés", evalúa Mario Bragachini, del Inta Manfredi.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *