23 de septiembre de 2019 16:02 PM
Imprimir

Los veganos argentinos, en la mira del gigante frigorífico brasileño Marfrig

El mayor productor de hamburguesas del mundo apunta a ese público consumidor para comercializar su nueva carne vegetal. Argentina será uno de los primeros cuatro mercados globales del producto.

El frigorífico brasileño Marfrig, dueño de las tradicionales marcas Paty y Quickfood y uno de los mayores productores de proteína animal del mundo, tiene en la mira a los veganos argentinos, a los que en vez de rebencazos planea ofrecerles hamburguesas vegetales.

Con una facturación prevista para este año de unos 12.000 millones de dólares, 22 plantas de faena, 12 de procesamiento y ocho centros de distribución en Brasil, Argentina, Uruguay y Estados Unidos, Marfrig anunció que comenzará a exportar hamburguesas vegetales hacia el mercado argentino, uno de los primeras cuatro plazas en el mundo elegidas por la empresa para colocar su carne vegetal.

La hamburguesa más famosa de la Argentina ahora se hace con carne brasileña
Las hamburguesas vegetales de Marfrig, elaboradas en base a soja y desarrolladas junto al procesador agrícola estadounidense ADM (Archer Daniels Midland Company), comenzaron a ser vendidas este mes en algunos locales de San Pablo de la red de restaurantes de Burger King.

Miguel Gularte, CEO de Marfrig Global Foods para América del Sur, contó a Clarín que la empresa destinó una línea de producción exclusiva de hamburguesas vegetales en la planta que posee en la ciudad de Várzea Grade, en el estado brasileño de Mato Grosso (Región Centro-Oeste de Brasil).

“El producto será comercializado por Marfrig en el mercado minorista, en servicios de restauración y también destinado a la exportación”, dijo Gularte, un veterinario “gaúcho” con casi cuatro décadas de experiencia en el sector y que trabajó en otros dos mega frigoríficos de Brasil: JBS y Minerva.

“Creemos que el mercado para las hamburguesas vegetales estará compuesto, principalmente, por consumidores urbanos, predominantemente jóvenes. Pero la hamburguesa vegetal es una opción para varios otros tipos de consumidores: desde aquellos que no comen carne hasta personas que deseen variar su dieta”, aseguró el ejecutivo brasileño.

“Nuestra expectativa (en relación a Argentina) es muy positiva. Pero es importante decir que, así como hay consumidores que preferirán la carne vegetal, continuaremos viendo millones de personas, en todo el mundo, que desean y continuarán consumiendo carne de origen animal. Y que exigirán a las empresas productoras patrones de sustentabilidad cada vez mayores. Las cosas no son excluyentes”, agregó.

Con productos en más de 100 países, Marfrig y otros grandes productores de proteína animal de Brasil vienen robusteciendo sus programas de sustentabilidad y bienestar animal, con la adopción de reglas estrictas en el uso de antibióticos y prohibición de hormonas, debido a las duras reglas del comercio global, especialmente para acceder a mercados desarrollados.

Los principales frigoríficos brasileños mantienen la adhesión a un compromiso de exclusión de su lista de proveedores a productores de hacienda que hayan deforestado bosques amazónicos después de octubre del 2009 o se dediquen a la cría de ganado en áreas preservadas, como tierras indígenas.

La decisión de convertir a Argentina en uno de los primeros cuatro mercados externos para la carne vegetal se basó en la “sólida operación de Marfrig en el país, donde cuenta con una excelente red comercial en todos los segmentos, sea minorista o ´food service´”, dijo Gularte.

Quickfood tiene nuevo CEO
El ejecutivo, también, indicó que es “muy buena la recepción” en Brasil a la marca Paty. “Es una referencia en Argentina hace casi 60 años. Ofrecer al mercado brasileño un producto Marfrig consagrado como la mejor hamburguesa de Argentina es garantía de procedencia, calidad y agrega valor al concepto de consumo de hamburguesa en los restaurantes que atendemos en Brasil”, concluyó.

Datos de Marfrig en Argentina
-Marfrig Global Foods compró 92% del capital de la argentina Quickfood en 2018 a otra empresa brasileña, BRF.

-La adquisición incluyó las tres fábricas de Quickfood en Argentina, ubicadas en San Jorge, Baradero y Arroyo Seco.

-Con esa operación también pasaron a sus manos la propiedad de marcas tradicionales, como Paty, Good Mark, Barfy, Vienissima y Green Life, de vegetales congelados

Fuente:

Publicidad