4 de septiembre de 2010 08:24 AM
Imprimir

Contra los K, el agro convoca a la industria

La Mesa de Enlace comenzará a trabajar en un plan de coincidencias básicas para el sector

A partir de las diferencias que marcaron en los últimos días algunos industriales con la gestión del Gobierno nacional, la dirigencia agropecuaria buscará sumar a otros sectores de la producción en un frente común contra las políticas del Gobierno. Durante el Congreso Nacional del Movimiento Crea, que terminó ayer en la ciudad de Córdoba, la Mesa de Enlace anunció la construcción de un plan de coincidencias básicas. La propuesta comenzará por el agro y la idea de sus precursores es hacerla extensiva hacia otras actividades.”Debe incluir a todos, especialmente a los que menos tienen, a los que están más lejos y a los que son más vulnerables en el campo argentino. Tiene que ver también con el sector industrial”, sostuvo Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA). “Lo ideal es que estén todos los sectores”, adelantó Mario Llambías, titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).El titular de Coninagro, Carlos Garetto, aseguró que hay criterios de coincidencias de largo plazo entre el agro y la industria. “Hay que mirar todo el andamiaje económico, más allá de los sectores, e instalar reglas de juego que sean claras”, expresó el dirigente cordobés.El próximo martes en Coninagro, las cuatro entidades rurales tendrán la primera reunión para ir dándole forma a la estrategia. Si bien aún no están definidos sus lineamientos básicos, sus gestores coinciden en la necesidad de que contenga una reforma impositiva, en especial del Impuesto a las Ganancias. En el Congreso Crea, los ruralistas compartieron un panel con representantes de la industria, bajo el lema: “Cómo construir confianza”.Más participación. En pos de formar la nueva alianza productiva, el agro plantea diferencias con el incipiente Grupo de los Siete que se había comenzado a gestar a comienzos de año. Allí participan la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la Unión Industrial Argentina, las cámaras de la Construcción y de Comercio, la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba), la SRA y CRA. De esa estructura no toman parte la Federación Agraria Argentina y Coninagro. “Tiene que haber un grupo más grande, con más consenso”, remarcó Llambías.Biolcati reconoció su participación en reuniones con grupos de empresarios, con la idea de crear vínculos de confianza. “Hay que dejar de lado viejas antinomias entre campo e industria”, indicó el titular de la SRA. En uno de los últimos almuerzos realizado por el Grupo de los Siete, en la Cámara Argentina de la Construcción, sus integrantes se manifestaron en contra de la decisión del Gobierno de avanzar contra Papel Prensa y Fibertel.Para Buzzi, el empresariado está necesitado de encontrar coincidencias básicas, pero en una visión suficientemente amplia que no venga a reeditar al viejo Grupo de los Ocho que funcionó durante la década de 1990 y que dejó excluidos a sectores que tenían representación.Durante la convertibilidad, representantes de la producción y los servicios estuvieron enrolados en una figura que agrupó a la Sociedad Rural Argentina, la Unión Industrial de Córdoba, las cámaras de Comercio y de la Construcción, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y las asociaciones de Bancos Privados de Capital Argentino y de Bancos de la Argentina (ABA).Durante el Congreso, del que también participó el vicepresidente Julio Cobos, los dirigentes rurales criticaron a los industriales que, según sus expresiones, viven de la prebenda del Estado y que durante el conflicto del campo eran afines a los intereses del Gobierno. Si calificaron como digna la decisión de los empresarios que la semana pasada no asistieron a la reunión convocada por la Presidenta para los anuncios sobre Papel Prensa

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *