11 de octubre de 2019 12:20 PM
Imprimir

Cayó el consumo de carne vacuna, pero se incrementó la faena y la exportación

“Se fue carne al exterior. La vaca manufactura y conserva no se consumía en Argentina, esa carne ahora va a China”, indicó el consignatario local Gastón Paz.

Según el último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA), la faena bovina finalizó septiembre en 1,20 millones de cabezas, que representa un incremento de 16,7% en relación al mismo mes de 2018.

Esta cifra puede analizarse desde varias miradas. Por un lado y de acuerdo a la entidad, constituye el mejor guarismo de los últimos diez años, pero al hilar más fino entienden que en industria y producción existe “un gran interrogante respecto de las próximas elecciones”.

Al gran momento que vive la exportación, con el mercado chino como protagonista estelar, se contrapone la situación en el mercado interno. En este contexto, el presidente de CICCRA, Miguel Schiariti, estimó que los productores ganaderos siguen en una fase de contracción de sus rodeos, con una participación de hembras en la faena que muestra una tendencia alcista.
La publicación marca además que “el consumo interno sigue en caída libre y en los primeros nueve meses del año cayó un 10,5% en relación al año anterior”.

En Junín, al respecto, el productor Gastón Paz señaló que “el consumo de carne vacuna cayó por habitante y por año en la república Argentina”, a la vez que aclaró que “el consumo de carne se hace por una cuenta aritmética, cuando hay más faena se divide por número de habitantes descontando la exportación. Esta cuenta marca una tendencia”.

Paz dijo que de 250 millones de toneladas se pasó a 750 mil toneladas por año.

“Se fue carne al exterior. La vaca manufactura y conserva no se consumía en Argentina, esa carne ahora va a China”, destacó el consignatario local.

“En la dieta argentina el porcentaje de carne vacuna bajó al 50 por ciento. Una causa tiene que ver con la cuestión de precio y por la cuestión de dieta en sí, ya que se incrementó el consumo de carne de pollo y de cerdo”, amplió el entrevistado.

“Argentina es uno de los países que más proteína animal consume, y uno de los que más carne vacuna come. Hay distintas ópticas para leer estos datos. En promedio, actualmente 52 kg de carne vacuna consume una persona en el país. El consumo no está ligado solo al poder adquisitivo, sino también a la faena y a la exportación”, subrayó Paz.

Fuente:

Publicidad