6 de septiembre de 2010 06:57 AM
Imprimir

La Asociación de productores belgas de porcino están a favor de la vacuna frente al olor sexual de la carne de cerdo

La Asociación de productores belgas de porcino, VEVA (Vereniging Varkenshouders), ha manifestado su satisfacción por la reciente decisión de la primera cadena de supermercados de Bélgica, Colruyt, de exigir a sus proveedores que sustituyan la castración de los cerdos por la vacunación con Improvac de Pfizer, para evitar el olor sexual de la carne.

Según manifiestan desde el Grupo de trabajo sobre salud y bienestar animal de VEVA, “los productores siempre hemos sido partidarios de no castrar a los animales, pero nos encontrábamos con la oposición de los compradores. Lo cierto es que la vacunación es para nosotros también la mejor alternativa a técnicas poco sostenibles, como la castración con anestesia y el posterior alivio del dolor tras la operación”. EN su oponión, ni siquiera el engorde de cerdos enteros es una opción, hasta que las técnicas para detección del olor sexual en matadero no estén suficientemente desarrolladas. Además, consideran que la vacunación frente al olor sexual ofrece ventajas adicionales, ya que las canales son más magras, los animales necesitan menos pienso y permite disminuir la producción de purines asociada a la cría de cerdos”. Por todo ello, el presidente de VEVE, Geert Wallays, ha instado a que otras cadenas de supermercados sigan el ejemplo de Colruyt, “de manera que desaparezcan los problemas de logística que conlleva separar los animales castrados de los enteros durante el procesado”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *