6 de septiembre de 2010 07:16 AM
Imprimir

Colombia  –   Heno de yuca, nutrición para el ganado en épocas de sequía

La calidad nutricional del heno obtenido del follaje de yuca garantizaría un suplemento alimentario para el ganado bovino en tiempos de sequía, revela investigación de la UN en Palmira.

Durante todo el año la ganadería colombiana se ve obligada a enfrentar un grave problema que afecta gran parte de la alimentación bovina: las épocas de sequía. Este periodo, que puede presentarse en forma bimodal al año (dos periodos), hace que la nutrición del ganado sea deficiente, obligando a los ganaderos a suplementar la alimentación con sustitutos alimenticios.El Grupo de Investigación y Transferencia de Tecnología – Desarrollo de Sistemas Sostenibles de Producción Ganadera (Desprogan), a través de una tesis de la Maestría en Ciencias Agrarias con énfasis en Producción Animal Tropical, evaluó dos métodos de obtención del heno de follaje de yuca (constituido por las hojas o laminas foliares, pecíolos y tallos verdes), con el fin de analizar su calidad nutricional y evaluar la posibilidad de que pueda ser usado como alimento secundario, principalmente en tiempos de sequías prolongadas."Dadas las condiciones de las épocas de sequía que afectan fuertemente la producción sostenible de ganado, es necesario pensar en el heno obtenido del follaje de yuca, que secado artificialmente tiene mejor calidad nutricional para el ganado", sostiene Luis Miguel Ramírez, coordinador del grupo de investigación.El secado del heno obtenido del follaje de yuca se realiza actualmente a través de dos métodos: el primero se hace de manera natural, secando el heno al sol en pequeñas proporciones; el segundo método es el artificial, que se realiza en cámaras de secado a temperaturas altas y utilizando gas propano como combustible.Según el profesor Luis Miguel Ramírez, "la buena calidad del heno depende del proceso de secado; con el método natural el alimento tiene probabilidad de ganar humedad del medioambiente, lo que afecta la calidad del producto ya que diluye la concentración de nutrientes y dificulta la óptima conservación del heno por tiempos más prolongados".Actualmente muy pocos ganaderos utilizan el follaje de yuca para la obtención del heno, un suplemento de buen valor nutritivo para el ganado bovino. "En este momento solo algunos ganaderos aprovechan como subproducto el ‘cogollo’ o la punta del follaje de yuca para alimento del ganado, pero lo secan de manera natural en patios de secado al sol, lo que hace que pierda en parte sus propiedades nutritivas, y produciendo bajos volúmenes de este material", comenta el docente de la UN.Entretanto, el grupo de investigación seguirá trabajando para encontrar un método que permita la producción a nivel agroindustrial, a mayor escala, que haga factible económicamente el cultivo de yuca y que tenga como principal propósito la producción masiva del heno, un alimento suplementario para el ganado bovino que posee excelentes calidades nutricionales y que podría ser muy útil en los tiempos de sequía que hoy se suceden con mayor intensidad debido al calentamiento global.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *