6 de septiembre de 2010 00:49 AM
Imprimir

Pese a las lluvias, se instala La Niña

Sus consecuencias, temperaturas por encima de los valores normales y lluvias escasas son elementos comunes en los pronósticos de los próximos meses.

Al repasar lo que dejó Agosto, encontramos que fue un mes en que el déficit de precipitaciones comenzaba a agudizar los problemas de la falta de humedad sobre todo el oeste de Buenos Aires, La Pampa y sur de Córdoba.
Las temperaturas también se mantuvieron por debajo de los valores medios, indicativo de las reiteradas e intensas heladas registradas.
Septiembre en cambio, comenzó con muy buenas noticias, las lluvias volvieron y llegaron a los lugares donde más se la necesitaba. Los registros mostraron lluvias que superaron los 50mm sobre el norte de La Pampa y valores similares sobre el oeste de Buenos Aires. Los acumulados más pobres se registraron sobre el sudoeste bonaerense, en Coronel Pringles y Coronel Suarez estuvieron en torno a los 20mm pero en inmediaciones de Bahía Blanca, los valores fueron menores. Sobre el sur de Córdoba y de Santa Fe, las lluvias superaron los 20mm. En Venado Tuerto se registraron 24mm y en Laboulaye 27mm.
Sin embargo, a pesar de un buen comienzo del trimestre, las señales de la circulación impuesta por el fenómeno de la Niña parecen acentuarse cada vez más. El trimestre en curso estará signado por la influencia de este fenómeno, lo que será notorio debido a que las precipitaciones, estadísticamente, se incrementan en esta época del año.

Persistencia de condiciones La Niña:
La Niña y El Niño, frecuentemente citados a la hora de realizar proyecciones sobre los posibles escenarios por su influencia a nivel mundial en cuanto a temperaturas y lluvias, son fenómenos que ocurren con cierta periodicidad. Si bien no son los únicos que afectan nuestra región, su influencia, en general sobre la misma, es suficientemente conocida.
Sobre el océano Pacífico Ecuatorial, las perspectivas no cambiaron en los últimos meses. Las temperaturas de superficie del mar por debajo de los valores normales (anomalías negativas), indicativo de la presencia de La Niña, se mantienen. La proyección, según los principales centros de pronóstico mundiales, indica su continuidad hasta los primeros meses del año próximo.
Entonces… ¿qué podemos esperar con éstas condiciones?
En cuanto a la evolución de las temperaturas, existe coincidencia en que éstas se mantendrían por encima de los valores normales. Este resultado lo encontramos prácticamente sobre toda la región pampeana.

¿Y qué pasará con las lluvias?
Al analizar las perspectivas en cuanto a las precipitaciones, también encontramos coincidencia entre los principales centros de pronóstico. La tendencia no es alentadora, ya que se prevén lluvias por debajo de los valores normales sobre toda la región. O sea que las precipitaciones serían inferiores a 200-300 mm, cantidades medias medidas de oeste a este según estadísticas del Servicio Meteorológico Nacional en el período 1961-1990.
Al igual que con las perspectivas sobre las temperaturas, la tendencia de lluvias por debajo de lo normal se extendería además hacia los próximos trimestres.

A pesar de las tan esperadas precipitaciones registradas en los primeros días de Septiembre, el fenómeno de La Niña está instalado.
Sus consecuencias, temperaturas por encima de los valores normales y lluvias escasas son elementos comunes en los pronósticos de los diferentes centros que se manifestarán durante los próximos meses.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *