14 de octubre de 2019 18:37 PM
Imprimir

China avanzará de gran productor de granos a potencia de la industria alimentaria

CompartiremailFacebookTwitterChina avanzará de ser un gran productor de granos a una potencia de la industria alimentaria, manteniendo firme su “tazón de arroz”, según un libro blanco sobre la seguridad alimentaria publicado hoy lunes. El país seguirá avanzando en su propio camino y aplicará sus estrategias nacionales para la seguridad alimentaria y la vitalización rural, indicó […]

China avanzará de ser un gran productor de granos a una potencia de la industria alimentaria, manteniendo firme su “tazón de arroz”, según un libro blanco sobre la seguridad alimentaria publicado hoy lunes.

El país seguirá avanzando en su propio camino y aplicará sus estrategias nacionales para la seguridad alimentaria y la vitalización rural, indicó el documento, emitido por la Oficina de Información del Consejo de Estado, el gabinete del país asiático.

En este sentido, el libro blanco destacó el uso sostenible de las tierras de cultivo y la innovación tecnológica para aumentar la productividad agrícola.

China mantendrá una línea roja para la protección de las tierras cultivadas y seguirá mejorando la calidad de los campos agrícolas, precisó.

Para 2022, el país completará la habilitación de 66,67 millones de hectáreas de tierras de cultivo de alto nivel y para 2035 mantendrá su área de plantación de granos generalmente estable.

El país también mejorará la gestión de las reservas de granos de emergencia para construir un sistema de garantía de seguridad alimentaria más avanzado, eficaz, eficiente y sostenible, según el libro blanco.

Asimismo, se harán más esfuerzos para construir un sistema moderno de mercado de granos.

Manteniendo su línea roja de seguridad absoluta de los alimentos y riesgo cero para los agricultores por bajos precios de los granos, China se adaptará a las normas de la OMC, reformando activa y constantemente sus sistemas de compra y almacenamiento de granos, así como los mecanismos de fijación de precios, de acuerdo con el libro blanco.

El objetivo de estas medidas, según el documento, es hacer pleno uso del papel decisivo del mercado en la asignación de recursos de granos y permitir que el gobierno desempeñe mejor su papel.

Al mismo tiempo que garantiza la seguridad alimentaria interna, China se unirá a la lucha mundial contra el hambre.

El libro blanco ratifica que China, en la medida de sus posibilidades, seguirá prestando asistencia a otros países en desarrollo en el marco de la cooperación Sur-Sur, al tiempo que promoverá el buen desarrollo de la industria alimentaria mundial. Fin

Fuente:

Publicidad