15 de octubre de 2019 21:05 PM
Imprimir

Glamoroso almuerzo agroindustrial

CompartiremailFacebookTwitterAlgo similar ocurrió en el Yatch de Puerto Madero donde tanto el presidente de Solidagro, Rodolfo “Rolo” Frers, y su vicepresidente, Alberto Padoán, de la Bolsa de Rosario, agasajaron con un almuerzo a medio centenar de empresas, las principales sponsors de la organización solidaria que nació con la crisis de 2001-2002, con fuertes aportes del campo que […]

Algo similar ocurrió en el Yatch de Puerto Madero donde tanto el presidente de Solidagro, Rodolfo “Rolo” Frers, y su vicepresidente, Alberto Padoán, de la Bolsa de Rosario, agasajaron con un almuerzo a medio centenar de empresas, las principales sponsors de la organización solidaria que nació con la crisis de 2001-2002, con fuertes aportes del campo que en aquel momento se medían en quintales de soja. Pero la cosa no terminó allí, ya que luego tuvo lugar un nuevo encuentro agroindustrial en Rosario, también con Padoán como anfitrión, y donde dirigentes de unas 50 organizaciones relacionadas con la industria, incluidas las 7 Bolsas granarias, avanzaron en la búsqueda de fortalecer la posición del sector que, según estiman, está “devaluado” respecto a otros que generan menos, casi no exportan (si no es con ayuda del tipo de cambio) y absorben mucho menos mano de obra. Para muchos también la falta de un discurso unificado y de pocas ideas claras, determina la menor lle- gada relativa de “el campo” al gran público. Para uno de los australianos presentes en la UCA, “el agro sólo implica un 1% de la población, y tiene que comunicar al 99% restante”. ‘En el sector casi no se usan ´infuencers´. Sólo en Estados Unidos, el principal tiene 60 millones de seguidores, y casi no usa la ciencia. Sólo sentimientos y emoción”, dijo Chris Griffin, presidente de una de las organizaciones australianas que nuclea a la actividad láctea.

Publicidad