16 de octubre de 2019 16:50 PM
Imprimir

La generación de energía utilizando residuos agrícolas

El objetivo es que industriales y productores se capaciten y puedan aprovechar los residuos de sus producciones para generar energía eléctrica y/o gas

Esta semana se realizaron las jornadas de capacitaciones “Generación de Energía Renovable a partir de residuos de origen vegetal y animal”, destinadas a productores y elaboradores de vinos y aceite de oliva, criadores de animales (bovinos, porcinos, aviares, tambos), propietarios y/o administradores de plantas de faenas, profesionales del rubro y estudiantes. Las jornadas de capacitación fueron organizadas por el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico a través de las direcciones de Asuntos Vitivinícolas y Desarrollo Pecuario ambas dependientes de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Agroindustria.PUBLICIDAD


El objetivo fue que los industriales y productores -tanto pecuarios como agrícolas- se capaciten y puedan aprovechar los residuos de sus producciones para generar energía eléctrica y/o gas; el fin es producir biocombustible a partir de la fermentación de residuos de la faena, crianzas en feedlots, criaderos de cerdos, bodegas elaboradoras de vinos, fábricas de aceite de oliva, etc.


El jueves durante la tarde del 3 de octubre se realizarán las jornadas a campo, en las que se visitará la Planta de Faena y un establecimiento privado en Médano de Oro. El capacitador es el ingeniero Daniel Herbalejo, especialista con vasta experiencia en el sector.


El miércoles es el turno del abordaje de los residuos vegetales, tanto vitivinícolas como olivícolas, la jornada este día se desarrollará en base a dos ejes “Del aceite de oliva a las energías renovables” y “Vino y energía renovable, un presente con mucho futuro”. Es decir que los asistentes podrán aprender sobre el uso de los residuos agrícolas de cosecha (RAC) y posterior industrialización de subproductos en vitivinicultura y olivicultura para generar biocombustibles.


En el caso de la uva, el proceso de elaboración de vinos genera un 20% de residuos sólidos, según datos de la Organización Internacional del Vino (OIV), 100 kilos de uva generan unos 25 kilos de desechos, de los que el 50% son hollejos, el 25% escobajos y el 25% restante semillas. 


Los RAC y los residuos de la elaboración del vino son contaminantes por su descomposición, por lo tanto al utilizarlos como fuente de energía se obtienen dos resultados óptimos, por un lado no se contamina y por el otro se genera energía.


Se abordó los ejes “Biogas y biomasa generados por efluentes de tambos, feedlots, plantas de ganado” y “Experiencias ambientales y soluciones energéticas de ganado porcino y bovino”. El objetivo es evaluar las diversas formas de generación de biocombustibles a partir de la fermentación de residuos de faena.


En este sentido lo ideal a nivel ambiental es almacenar todo en un lugar cerrado para su fermentación y posterior transformación en biometano y se logra así reducir la contaminación ambiental y la posterior generación de energía.

Fuente:

Publicidad