17 de octubre de 2019 12:36 PM
Imprimir

España : El hambre exportador del jamón se topa con la fiebre proteccionista

Las tensiones comerciales entre la Unióin Europea y el Gobierno de Trump que tiene previsto imponer aranceles del 25% a una serie de productos agroalimentarios o el Brexit inquietan a la industria

El jamón español, ibérico (del cerdo de raza ibérica) o serrano (obtenido de la salazón y secado al aire de las patas traseras del cerdo) pasan por ser auténticos manjares, cuya justa fama atraviesa fronteras. Incluso ha seducido a políticos tan poderosos como el expresidente de Estados Unidos Barack Obama. Según estimaciones de la Asociación Nacional de la Carne de España (Anice), el sector jamonero incrementó en un 45% sus exportaciones en los últimos cuatro años. Solo en 2018 exportó un total de 65.371 toneladas, un 10% más que el año anterior, por un valor superior a los 500 millones de euros.

Principalmente con destino a la Unión Europea: Francia (13.584 toneladas), Alemania (12.360 toneladas) y Portugal (9.325 toneladas). Entre todos, suman más del 50% de lo que se vende en el exterior. Pero también destacan mercados como Estados Unidos, México, Japón o Australia. Todo esto podría estar en peligro por el Brexit y, en mucha mayor medida, las tensiones comerciales entre ambos lados del Atlántico. Trump decidió imponer a partir del 18 de octubre aranceles de un 25% a un largo listado de productos europeos (aceite, vino, queso manchego, etc…).

A decir de productores y expertos, el jamón español podría quedar a merced de la interpretación de los agentes de aduana estadounidenses. Al respecto, el catedrático emérito de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Biosistemas (Etsiaab) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) Carlos Buxadé Carbó, asegura que «en principio – el jamón ibérico y el serrano- no se encuentran en la lista preliminar de productos agroalimentarios a los que se les aplicará el nuevo arancel». Sin embargo, este experto matiza, que «Estados Unidos sí aplicará el incremento de la tasa a la partida 1602.41.90 que incluye productos del cerdo preparados y conservados». Un «término genérico» abierto a interpretaciones. En cualquier caso, añade Buxadé, según los datos del ICEX, España solo exporta el 4,45% del volumen de mercado a EE.UU., principalmente a Florida y Nueva York.

En opinión de Mario Redondo, CEO y director comercial de Redondo Iglesias, pionero en la exportación a Estados Unidos que inició en 1997 y que, en la actualidad, representa entorno a un 10% de una facturación total de la firma española ( 22 millones de euros en 2018), «las guerras sabemos cómo empiezan pero no cómo acaban». Aunque, como Buxadé, cree que el jamón curado está también fuera de la lista negra de aranceles. «Parece ser que hay una propuesta de arancel para la carne cruda y la cocida», apunta. En cualquier caso, lamenta que «debido a una discursión por aviones» lo pague el sector agroalimentario.

Para Carlos del Hoyo, director de Marketing y Promoción del Consorcio del Jamón Serrano, en el caso del Brexit, a pesar de que Reino Unido es un mercado importante «todavía tiene un consumo per cápita bajo». La razón, para Del Hoyo, está en la falta de tradición de curar la carne sin someterla a calor, aunque reconoce que «todos nuestros socios que operan en suelo inglés ya han tomado precauciones».

Un manjar que cruza fronteras y lucha contra la despoblación

Teruel sí existe. Con casi 134.000 habitantes, la provincia aloja la «Denominación de Origen (D.O) Jamón de Teruel» que genera hasta unos 2.000 empleos (más de la mitad directos) y es un auténtico motor económico. «La D.O cuenta con 248 empresas, de las que solo diez están físicamente en Teruel capital», comenta el presidente del Consejo Regulador Ricardo Mosteo, quien destaca que de esta forma ayudan a «fijar y vertebrar a la población». En su mayoría pequeñas pymes familiares.

Por tercer año consecutivo, la D.O Jamón de Teruel cerró 2018 con un aumento de producción del 4,15% respecto a 2017. En concreto, se elaboraron 355.432 jamones y paletas, frente a los 341.275 del ejercicio anterior. De toda esta producción, el 10% ya se vendió fuera: «Principalmente a Europa por al cercanía: Alemania, Francia y Reino Unido. También estamos presentes en Japón, Hong Kong y Corea del Sur. En EE.UU no», comenta Mosteo, quien apunta a que varias granjas se están homologándose para vender en países como México o Paraguay.

Sin embargo, para este portavoz del sector, hay un reto que debería inquietar más al sector: «el consumidor joven no está comiendo jamón. No sabemos si es la tendencia vegana o una percepción errónea de los valores nutricionales», constata este representante del sector, quien reivindica la compatibilidad de un buen serrano con una vida «sana». Todo ello, cuando España sigue siendo el principal mercado del jamón serrano (aunque ya se exporta el 20% de la producción).

En el caso de Redondo Iglesias, que prevé seguir creciendo de forma «muy potente» en el mercado nacional, «lo más duro son las homologaciones sanitarias» exigidas por los diferentes países. Afortunadamente, añade, la Unión Europea actúa en este caso como un bloque sólido y un certificado sanitario español abre las puertas de los otros 27 socios. «Todos los países protegen sus cabañas de animales: la exportación de carne es un riesgo», concluye.

Y ahora, ¿China?

Si los aranceles hacen mucho más complicado exportar a Estados Unidos, otros mercados como el chino parecen estar más receptivos. En la visita que realizó a España el presidente de China, Xi Jinping, se firmó un protocolo sanitario que flexibilizaba la exportación de derivados del cerdo. En concreto, se abría la posibilidad de vender jamón con hueso y otros productos curados. Todo ello, hacia un mercado que representa el 50% del porcino que se produce en el mundo y que ya supone dos tercios de la carne que consumen los chinos.

Como señala Buxadé (UPM) «el nuevo protocolo abre fundamentalmente, partiendo de una fuerte inversión en promoción, la posibilidad de proveer a la inmensa clase media china, unas 650 millones de personas». Todo ello, a través de la rebaja de requisitos como el umbral temporal para su admisión, que pasa de 660 días a 330 días con lo que se abriría la puerta a los jamones serranos, añade este experto. «Casi todo esta por hacer: actualmente China consume entre 20.000 y 30.000 jamones ibéricos o, sobre todo, serranos especialmente en restaurantes», concluye Buxadé. Al hilo de lo nterior, para el CEO de Redondo Iglesias, Mario Redondo, «la mejor campaña de márketing es la Mara España» y, como ejemplo, cita a la Selección de Fútbol.

Fuente: ABC

Publicidad