24 de febrero de 2011 18:19 PM
Imprimir

La jatropha podría servir para biodiesel

A nivel mundial se observa un interés creciente por las posibilidades que la planta de jatropha (Jatropha curcas) ofrece como materia prima para elaborar biodiesel. Ello se debe a que este árbol, a diferencia de otras oleaginosas, presenta una indiscutida calidad de aceite, satisfaciendo las normativas internacionales específicas para la obtención de biodiesel.

El INTA Salta coordina un proyecto específico referido a la jatropha como potencial materia prima para biodiesel para el norte del país. Los avances de este proyecto y los alcances a nivel internacional del mismo serán presentados en el II Seminario Internacional sobre Jatropha, a realizarse los días 22 y 23 de marzo próximo, organizado por INTA Salta.


Desde hace algunos años se están evaluando a nivel mundial las posibilidades de la jatropha. Se trata de una planta oleaginosa cuyos frutos presentan un alto contenido de aceite, lo que la convierte en generadora de materia prima para fabricar biodiesel.

Esta ventaja es lo que se analiza en el proyecto específico coordinado por el INTA Salta. Sus objetivos son generar información básica que atienda las condiciones agroecológicas locales y, a mediano plazo, desarrollar tecnología de manejo con bajo impacto sobre el ambiente.

Posibilidades

Respecto a las ventajas del este árbol, el ingeniero agrónomo Adolfo Carrizo, investigador de INTA Salta y miembro del proyecto, resaltó que “el principal interés en aprovechar a la especie jatropha curcas como materia prima para elaborar biodiesel se debe a su alto contenido de aceite, superior al 30 por ciento y que en algunos casos alcanza el 37 por ciento según diversos autores y a que se trata de una planta rústica”.

Esta cualidad la hace especialmente atractiva para ser cultivada en áreas agroecológicas desfavorables para otros cultivos como soja, girasol, colza y cártamo. Es decir, se trata de un árbol que por sus características se adapta perfectamente a las condiciones climáticas del Chaco salteño. De hecho, los técnicos locales del INTA detectaron variedades silvestres de jatropha en el departamento Rivadavia de nuestra provincia.

Otra ventaja que presenta la planta es su porte arbóreo, que ofrecería servicios ambientales a estudiar desde el punto de vista de la forestación, si es que se lograra su inclusión como especie forestal.

Carrizo comentó que “el gran desafío está en lograr que la jatropha se convierta en una alternativa económica, ecológica y socialmente viable en zonas consideradas marginales del norte del país, donde existe una frecuencia de heladas que pondría en riesgo cualquier emprendimiento a menos que se tenga una respuesta para la tolerancia a las bajas temperaturas”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *