1 de diciembre de 2009 15:25 PM
Imprimir

Fusariosis: tratamiento preventivo dio resultado

Canelones. INIA midió trigos con alta incidencia de fusariosis

Silvia Pereyra y Martha Díaz de Ackermann, investigadoras de INIA divulgaron algunos aspectos a tener en cuenta para enfrentar los problemas de calidad en el trigo.

Las frecuentes precipitaciones y temperaturas elevadas han generado algunos problemas sanitarios entre los que se destacan fusariosis de la espiga, bacteriosis y brotado de grano.

Según el comunicado, la incidencia de la fusariosis es muy variable según la localidad, fecha de siembra/fecha de espigazón-floración, cultivar sembrado y tratamientos químicos realizados orientados al control del problema.

INIA realizó una extensa cobertura del país y considera que al norte del Río Negro, en el litoral oeste, la afectación puede ser de un promedio de 10% de incidencia y se notan claras diferencias entre chacras con aplicación de fungicida y sin éste. En los casos en que se aplicó fungicida, se ven 1 a 2 espiguillas afectadas, mientras que cuando no se realizó, las espigas afectadas fueron totalmente infectadas por el hongo. Parte del área se ha cosechado o está aguardando condiciones de cosecha.

Noreste

En la zona Noreste, la situación en relación a la fusariosis de la espiga varía según el cultivar. Según la información con la que se cuenta, aproximadamente un 20% no tendría problemas, 60% presenta más de 2% del grano afectado con fusarium y el 20% restante presentaría niveles mayores a 5% de grano afectado. En esta región, la mayoría de los cultivos están para cosechar. De continuar las lluvias es posible que los porcentajes de grano infectado aumenten. En este aspecto es importante agregar a lo señalado por el informe que los pronósticos indican que habrá sol y tiempo seco para la próxima semana, lo que podría salvar alguna de las chacras que tienen problemas.

En Canelones se ha visto gran variabilidad, estimándose en promedio 30% de espigas síntomas de fusarium por chacra.

Para animales

Al sur del litoral oeste, el estado más atrasado de los cultivos y las siembras más tardías, propiciaron la coincidencia de la época de floración con las lluvias y altas temperaturas con lo que la situación se tornó favorable a infecciones más tempranas de fusarium. En este contexto, se ha implementado, en algunos casos, el uso con destino a la alimentación animal.

INIA aseguró que "consultadas las dos malterías del país en relación al tema, se evidencian algunas situaciones problema con incidencias mayores en las siembras de julio y principalmente en el sur. Las cosechas se vienen testeando por contenido de DON" .

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *