22 de octubre de 2019 11:08 AM
Imprimir

Leonardo Sarquís: “Las retenciones segmentadas nunca funcionaron”

El ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires criticó las propuestas del Frente de Todos y dijo que la gobernadora Vidal, en caso de ganar, bajará impuestos.

Buenos Aires es la principal provincia productora de soja y trigo del país, y la que concentra el 35% del stock bovino nacional. En maíz ocupa el segundo lugar, detrás de Córdoba. De los 135 municipios que la componen, en 128 hay algún tipo de actividad agroindustrial.

Aunque apenas hayan formado parte de los debates de la campaña electoral, las políticas agropecuarias que adopte el próximo gobierno pueden ser claves en términos de producción, desarrollo y generación de divisas. En ese contexto, el ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, dijo en una entrevista con LA NACION que, en caso de ganar, la gobernadora María Eugenia Vidal bajará la presión impositiva y mejorará el acceso al crédito. También criticó a Axel Kicillof, candidato a gobernador por el Frente de Todos, por su apoyo a las “retenciones segmentadas”, en caso de que gane Alberto Fernández el próximo domingo.

-¿Qué haría Vidal que no haya hecho hasta ahora con el campo?

-Habrá una baja progresiva de Ingresos Brutos que llegará a cero en 2023. También una reducción paulatina del impuesto a la herencia y los ajustes que haya que hacer en el Inmobiliario Rural y en el complementario.

El financiamiento se volcará a la producción. De 10 pesos que se presten nueve irán a la producción y a las pymes. Axel Kicillof dice que el Banco Provincia está fundido. Eso está muy lejos de la realidad. El banco está bien y saneado, con préstamos por $69.000 millones.

Recientemente, el banco lanzó dos líneas para la agroindustria. Una en maquinaria agrícola, con un 29% de tasa de interés para equipos fabricados en la provincia, y otra al sector pesquero. Son líneas que queremos mantener.

-Hay productores que dicen que les hubiera gustado ver más seguido a María Eugenia Vidal reuniéndose con el campo. ¿Tuvo poca presencia?

-La gobernadora tiene un equipo chico y delega el trabajo en cada ministerio. Está presente en todos los temas. Además, no redujo presupuesto ni en obras hidráulicas ni en rutas ni caminos. Y continuaron las obras del plan maestro de la cuenca del Salado. Se van a dejar de inundar zonas que antes se anegaban. Hay 212 kilómetros de canalización lineal y cuando termine la obra en 2021 o 2022 se recuperarán 1,2 millones de hectáreas. Eso nos va a permitir aumentar la producción ganadera y porcina, entre otras. Ya hay 300.000 hectáreas que se recuperaron.

-¿Qué opina sobre las propuestas de Kicillof que trascendieron hasta ahora por las reuniones que tuvo con gente de campo?

-Tiene una falta de conocimiento importante. Nosotros no ocultamos los números. Vimos un documento del Partido Justicialista que habla de aumentar impuestos y no vimos que ninguno se hiciera cargo de lo que se decía ahí. No tenemos que volver a controles de precios ni a la junta de granos o de carnes. Las retenciones segmentadas [según la superficie de la producción] nunca funcionaron, son muy difíciles de implementar. Tampoco sirve volcar todo a la agricultura familiar con subsidios, en vez de formalizarla. Hay que trabajar mucho con la formalización de los productores chicos porque la idea de los subsidios está instalada.

En el Frente de Todos también hablan de un pacto impositivo con el campo a tres años, pero no dijeron cómo lo harían. En la provincia de Buenos Aires hubo una baja de impuestos por la reforma tributaria por $3800 millones, y eso volvió al circuito productivo.

-La gobernadora Vidal reglamentó la aplicación de agroquímicos con un decreto y luego dio marcha atrás, ¿por qué?

-La provincia de Buenos Aires tiene una ley sobre fitosanitarios de hace más de 30 años. Desde el Ejecutivo hicimos una normativa, el decreto 246/18, para que se cumpla con las resoluciones. Muchos municipios se adhirieron y otros nos pidieron más tiempo. Luego aclaramos en una resolución complementaria que no se puede aplicar cerca de escuelas o acuíferos. Nosotros no rehuimos el tema. Las medidas con las que nosotros trabajamos se basan en el documento que firmaron a nivel nacional los entonces ministerios de Ciencia, Agroindustria, Salud y Medio Ambiente. Recordemos que la Argentina no tiene todavía una ley nacional sobre el tema.

Por: Cristian Mira

Fuente:

Publicidad