24 de octubre de 2019 14:18 PM
Imprimir

La miel asturiana, entre las mejores del mundo

Los productores de El Bierzo, Verín y La Alcarria también pueden presumir de tener productos premiados en los certámenes más importantes a nivel mundial

La miel española es aplaudida en todo el mundo a la vista de las buenas críticas que recoge en los certámenes internacionales más prestigiosos. Algunas zonas productoras concretas están cotizando al alza, como Asturias, El Bierzo (León), Verín (Ourense) y La Alcarria (Guadalajara). Sus apicultores están posicionando sus productos incluso en el mundo árabe, lo que les abre nuevos millones de potenciales consumidores. Sin ir más lejos, la miel de la localidad leonesa de Camponaraya, obra de la Cooperativa Apícola del Bierzo, acaba de lograr el ‘sello Halal’, distintivo que le supone la venia de la ley islámica. La cooperativa ha tenido que anular los últimos pedidos debido a que tiene sus solicitudes cubiertas hasta 2020.

El bote de miel de El Bierzo tiene un precio en el mercado de 150 euros siendo segunda más cara del mundo El alcalde del municipio, Eduardo Morán, comentó sus intenciones de alzar un laboratorio especializado en la localidad aprovechando que solo hay dos es España. «Queremos avanzar en nuestro compromiso con la cooperativa», aseguró. La cooperativa viajará a Suecia en tres semanas para participar en la Feria Internacional Ecológica Eco Living Scandinavia, todo un escaparate mundial. A la misma cita, que se celebra los días 13 y 14 de noviembre en Malmö, viaja también Mieles Anta (La Coruña).

Labejazul, otra miel de la región de El Bierzo, fue galardonada como la mejor del país. Su miel del bosque (mielato) también logró reconocimiento. El potencial de elaboración de este manjar del noroeste abre muchos frentes en el sector. Camino de Santiago, Abejas Bierzo, Miel de altura 1.100 metros, Logon, Salvaxe o Labejazul son algunas de las marcas más reconocidas en la elaboración de miel y de sus derivados en la comarca, y todas ellas aparecen en los primeros puestos de la lista de mieles que cada año recopila el portal mieladictos.com. También aparecen nombres asturianos: las mieles de brezo de La Realera y de La Puela lograron una calificación de ‘Excelente’ por parte de los críticos por «proporcionar una experiencia sensorial extraordinaria y recordándonos la calidad y variedad de los brezos que tenemos en España».

Otra miel española procedente de Guadalajara, concretamente de La Alcarria, acaba de ser elegida como la mejor de lavanda del mundo bajo el criterio de los premios Great Taste, considerados los Óscar de la alimentación, que cada año se celebran en Londres. Sin cambiar de zona, la Nectarius de Origen Lavanda, producida por métodos artesanales y ecológicos en el municipio de Cifuentes, se alzó como la mejor miel de esta variedad del mundo tras obtener la mayor puntuación (3 estrellas).

La miel de castaño Castro de Baronceli, elaborada en Verín (Ourense), está muy cotizada. Tiene mucho potencial por su calidad en todas sus variantes y por la prioridad que la compañía le da al factor medioambiental. Sus valores son el mantenimiento de la biodiversidad y manejo sostenible y natural de la producción.

El norte de España tiene las cualidades idóneas para que haya buena miel por cuestiones de clima, suelo y entorno. Además, hay que tener en cuenta que de las colmenas no solo se extrae miel, sino derivados como mielato, polen o tintura de propóleo. Con todo, el sector ‘mielero’ es uno de los que ha registrado un mayor crecimiento en la última década en el sector agrícola. Asturias está aprovechando su ‘boom’ y por eso cada vez se dan de alta más apicultores, muchos en el suroccidente.

Fuente:

Publicidad