1 de diciembre de 2009 15:29 PM
Imprimir

Bloqueo de Estados Unidos a Cuba frena desarrollo de avicultura

La Habana, 30 nov.- Cuba continuará importando la carne de pollo por la imposibilidad de producirla en el país, debido a las limitaciones del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.

El no acceso al mercado de esa nación, dilata y encarece la adquisición de los insumos necesarios, como las materias primas destinadas a la elaboración de piensos y tecnología de punta para impulsar la producción de pollo de engorda a menor costo, afirmaron autoridades del sector avícola.

En el XXI Congreso Latinoamericano de Avicultura, celebrado en octubre, en esta capital, Alberto Ramírez, presidente de la Sociedad Cubana de Productores Avícolas, explicó que la Isla no dispone de una fuente estable de producción de granos, cereales y proteicos vegetales.

Apuntó que se importa más del 80 por ciento de las materias primas empleadas en la obtención de piensos balanceados, entre ellos, el maíz y la harina de soya de los Estados Unidos.

Esto representa un elevado costo de producción, agudizado por la actual crisis mundial que generó el alza de los precios de los granos forrajeros, y como alternativa se buscan y evalúan nuevos subproductos regionales para alimentar a las aves, agregó Ramírez.

El directivo refirió un volumen de importaciones de carne de pollo cercano a las 100 mil toneladas, y los suministradores principales son Estados Unidos y Brasil.

Renan Zhuang, analista del Consejo Estadounidense de exportación de Pollos y Huevos, indicó que desde 2007 Cuba se convirtió en el quinto mayor mercado de esa nación, detrás de China, Rusia, México e Iraq.

El especialista previó que en 2009 continuaría la fuerte demanda de la Isla con un alza de un ocho por ciento, lo cual, en combinación con la falta de producción nacional, constituye una gran oportunidad para los avicultores norteamericanos, señala Zhuang.

Por otra parte, la avicultura cubana aboga por la eliminación de las restricciones de Estados Unidos, lo cual permitiría la modernización del equipamiento tecnológico en la cría de pollo de ceba, actividad que emplearía de forma directa a más de cuatro mil trabajadores.
También propiciaría la compra de vacunas para la prevención de enfermedades aviares y el intercambio entre personal científico y empresarial de ambas naciones, entre otras ventajas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *