29 de octubre de 2019 22:41 PM
Imprimir

Danish Crown asegura estar bien preparada frente al Brexit

CompartiremailFacebookTwitterDanish Crown exporta carne de cerdo al Reino Unido anualmente por aproximadamente 3.800 millones de coronas danesas. De acuerdo con la compañía, sus ventas en Reino Unido, independientemente del tipo de Brexit que finalmente se plantee, van a sufrir por los aranceles aduaneros y por más costes logísticos por las barreras técnicas al comercio. Pero […]

Danish Crown exporta carne de cerdo al Reino Unido anualmente por aproximadamente 3.800 millones de coronas danesas. De acuerdo con la compañía, sus ventas en Reino Unido, independientemente del tipo de Brexit que finalmente se plantee, van a sufrir por los aranceles aduaneros y por más costes logísticos por las barreras técnicas al comercio.

Pero para el director comercial global de la compañía, Lars Albertsen, esto no es algo preocupante: “Reino Unido importa entre el 30 y el 40% del total de carne que consume por lo que tendrán que seguir importando grandes cantidades. Por tanto no es un mercado que se nos vaya. Lo que si podría sorprendernos es que la libra esterlina se deprecie tanto que el valor de nuestros productos se vuelva caro para los británcios como los sandwiches de bacon, por ejemplo”.

“Hemos escuchado que, en caso de un Brexit grave, las autoridades aduaneras del Reino Unido solo controlarán en la medida en que tengan recursos para ello y, de lo contrario, dejarán pasar los camiones para evitar estragos en los puertos. Esa es una buena noticia para nosotros, porque enviamos entre 40 y 50 camiones a través del Mar del Norte todos los días”, dice Albertsen.

En este momento, la necesidad de importar alimentos no llena mucho el debate sobre el Brexit, pero Lars Albertsen, quien ha vivido durante más de 20 años en Inglaterra, no tiene dudas de que se convertirá en un tema candente si finalmente no se llega a un acuerdo: “los británicos continuarán prefiriendo el tocino danés, la carne de vacuno irlandesa y, en general, los alimentos de la UE, ya que los consumidores y las organizaciones de consumidores del Reino Unido son importantes cuando se trata de requisitos como el bienestar animal. Por supuesto, eso no descarta la posibilidad de que los británicos abran las importaciones de carne de cerdo de EE.UU. o Brasil en algún momento en el futuro, pero no se debe solo al alto consumo de antibióticos de los dos países y, sobre todo, a las hormonas de crecimiento”, dice Lars Albertsen.

Fuente: Eurocarne

Publicidad