30 de octubre de 2019 11:15 AM
Imprimir

Nueva tecnología revolucionaria para combatir malezas resistentes

Summit Agro lanzó este año Brucia, un herbicida post emergente recomendado para el control de gramíneas anuales y malezas de hoja ancha en el cultivo de maíz. Además, presenta un excelente comportamiento en el suelo sin afectar los cultivos siguientes.

En la zona del sudeste de la provincia de Buenos Aires se cultiva casi un 40% de la producción de papa del país. Sin embargo, Balcarce se puede caracterizar por su amplio perfil rural, intensamente enriquecida por una gran extensión y variedad de cultivos. En las cercanías se extienden plantaciones de cebada, trigo, soja y maíz.

Para garantizar la sanidad de los cultivos, y ante todo de los suelos, teniendo en cuenta la importante rotación en cada campaña, para el productor resulta fundamental contar con herbicidas que permitan controlar las malezas más eficientemente. En este sentido, Summit Agro ofrece Fierce, herbicida pre emergente que fue lanzado al Mercado el año pasado y que ya es el producto referente de la compañía, y Brucia, presentado en el pasado agosto. En este caso, se trata de un herbicida selectivo, post emergente, de acción sistémica para el control de gramíneas anuales y malezas de hoja ancha en el cultivo de maíz.

“Nuestro portfolio de herbicidas no deja de enorgullecernos y generar soluciones. El último lanzamiento, Brucia, está compuesto por Tolpyralate, un HPPD nuevo en el mercado y en el mundo. Tiene características que lo diferencian del resto, básicamente relacionadas con su comportamiento en el ambiente y a su versatilidad en la rotación de cultivos”, apuntó Carolina Martino, Jefa de Producto de Herbicidas de Summit Agro, desde las sierras balcarceñas.

Brucia, recomendado para el maíz, presenta buena compatibilidad de mezcla de tanque con otros productos.

En referencia a las propiedades del herbicida, presenta un perfil ecotoxicológico muy amigable con el usuario y el ambiente. “Hay algunas cuestiones que hoy son preocupantes para el productor, y contamos con muchas herramientas para resolverlas. Suele ocurrir que a veces nos olvidamos de que al año siguiente tenemos que producir otro tipo de cultivos y no nos acordamos de qué herbicida aplicamos al comenzar la campaña anterior o no recordamos las restricciones de ese producto. En este punto, Brucia es benévolo en cuanto a la rotación de cultivos posteriores”, explicó Martino y detalló: “Como todo HPPD recomendado en post emergencia, su limitante es el tamaño de malezas, ya que sólo controla malezas emergidas, y no tiene residualidad en el suelo. Lo más importante es, primero detectar qué tipo de maleza tenemos, y saber si ese producto la controló en base al registro”.

Una de las cuestiones más abordadas al hablar de herbicidas es su efecto en el ambiente y en la salud de los usuarios. En ese sentido, en Summit Agro se ocupan de destacar que, además de ser banda verde (según la guía de clasificación desarrollada por la OMS y FAO para medir las toxicidades orales y dermales de cada fitosanitario, Senasa generó categorías, en donde la verde incluye a los productos que normalmente no presentan peligro, para medir en la Argentina), otra de las ventajas de Brucia es que presenta una vida media en el suelo muy corta. “Esto está relacionado con el carry over en los cultivos posteriores”, puntualizó la experta.

Uno de los puntos más destacados de Brucia es la benevolencia en el contacto con el suelo, al beneficiar la rotación de cultivos.

Uno de los puntos más destacados de Brucia es la benevolencia en el contacto con el suelo, al beneficiar la rotación de cultivos.

En cuanto a las malezas, Martino hizo hincapié en las que más problemas generan en el maíz. “Controla yuyo colorado y una amplia gama de gramíneas de verano. Muchas veces sucede que usamos pre emergentes que creemos que se van a incorporar en tiempo y forma, después no llueve y se nos empiezan a escapar las malezas”, explicó. “Brucia es entonces el producto para solucionar este tipo de situaciones. Esta recomendado para todos los híbridos de maíz del mercado, utilizándolo a partir de V3, sin ningún tipo de restricción”.

Fierce y el concepto Be Green

Desde su lanzamiento, el año pasado, Fierce, la herramienta que combina Tecnología AXEEV con Sumisoya TOP, se convirtió en el producto insignia de Summit Agro. En su caso, tiene un poder residual de 50 a 80 días y puede aplicarse en maíz y soja de manera pre emergente del cultivo y las malezas. “Fierce es una novedad que tiene una nueva molécula, una nueva familia de herbicidas, en combinación con Sumisoya Top, que es nuestro producto que más se conoce hoy”, detalló la especialista de Summit Agro.

El mecanismo de acción funciona inhibiendo la biosíntesis de ácidos grasos de cadena larga, desencadenando procesos que finalizan con la mortandad de la plántula previa a su emergencia. En ese sentido, Martino se refirió a la composición del producto y la atención de la compañía en cuidar el ambiente. “El uso de este tipo de productos nos ha llevado a tener que conocer muy bien los lotes en donde producimos, porque al aplicarlo cuando las malezas no están presentes, si no conocemos la historia del lote, no sabemos qué vamos a controlar. Esto va de la mano de nuestro concepto Be Green, de no sólo ofrecer productos banda verde (Fierce, Brucia, Sumisoya Top, entre otros con los que contamos), sino también de ofrecer soluciones que permitan una sustentabilidad en la producción, en el medioambiente y poder rotar hacia cualquier cultivo sin problemas”, señaló y sintetizó: “Fierce tiene un correcto comportamiento en el suelo, además de ser muy seguro para el usuario”.

Fuente: Clarin

Publicidad