1 de noviembre de 2019 12:42 PM
Imprimir

Identificaron la causa de la epidemia de gripe equina de 2018

El brote de influenza equina, ocurrido entre marzo y junio de 2018, se produjo por una falta de protección en las vacunas aplicadas.

Investigadoras del INTA lograron identificar el virus que causó el brote de gripe equina en el 2018 en la Argentina. A partir de esto descubrieron que el 76 % de los caballos que presentaron la enfermedad habían sido protegidos con una vacuna importada que contenía una cepa que no circula actualmente a nivel mundial. Esto provocó un déficit en la protección de los equinos.

La cepa incluida en la vacuna más utilizada en Argentina no brindaba la cobertura necesaria.

Cecilia Olguín-Perglione, del Instituto de Virología del INTA Castelar indicó que “frente a este virus, la cepa incluida en la vacuna más utilizada en Argentina no brindaba la cobertura necesaria para proteger contra la infección”.

Las investigaciones realizadas sobre el virus causante del brote determinaron que pertenecía al subtipo H3N8, Florida Clado 1, y se encontraba muy relacionado con las cepas que provocaron los brotes de la misma enfermedad en Chile y posteriormente en Uruguay.

Si bien los animales estaban vacunados de acuerdo a lo establecido por SENASA, generaron respuesta contra un virus que era distinto al que circulaba.

Según la investigadora “lo que ocurrió durante el brote fue que, si bien los animales estaban vacunados de acuerdo a lo establecido por SENASA, generaron respuesta contra un virus que era distinto al que circulaba. Esto se denomina escape a la respuesta inmune, es decir, si bien el animal genera respuesta luego de la vacunación, al enfrentarse a un virus distinto la misma no es suficiente como para evitar la infección”.

Con las medidas adecuadas, la vacunación correcta y la información actualizada, este año no se han detectado casos de influenza equina en el país.

Fuente: El Agrario

Publicidad