2 de noviembre de 2019 12:24 PM
Imprimir

Referentes agropecuarios del Frente de Todos disertaron sobre el presente y futuro del campo

Jorge Neme y Gabriel Delgado participaron de un evento de empresarios del agro, organizado por Lide Argentina

Jorge Neme y Gabriel Delgado, referentes agropecuarios del presidente electo Alberto Fernández, participaron de la clausura de la octava edición del Foro de Agronegocios, organizado en un hotel de la Capital Federal por el Grupo de Líderes Empresariales (LIDE).

En la actualidad Neme es Secretario de Relaciones Internacionales de Tucumán, y Delgado es economista del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Ambos tienen posibilidades de ser los titulares del área agroindustrial en el nuevo gobierno que asumirá el próximo 10 de diciembre.

Frente a un auditorio con presencia de integrantes de la cadena agroindustrial, y sin dar demasiadas precisiones sobre las medidas a implementar, Neme sostuvo que la prioridad será aumentar los niveles de producción y exportaciones, además de incentivar la inversión. Para eso será necesario profundizar la articulación pública y privada.

En relación al rol de las exportaciones agroindustriales, Delgado dijo que las mismas “podrían representar un salto importante para mejorar las cuentas del país y para eso debemos llevar adelante una política de desarrollo federal para poder nutrirnos de todos los dólares que necesita nuestra sociedad”.

El economista del INTA, en otro pasaje de su exposición, aseguró que “Argentina tiene una estructura productiva que permanentemente demanda más dólares de los que puede generar, lo que trae apreciaciones del tipo de cambio que deriva en mega devaluaciones o cracks macroeconómicos que genera pobreza. Una de las explicaciones de la pobreza en Argentina son la crisis del dólar que son recurrentes, y que vienen de muchos años”.

Y agregó: “Nuestro país ha sido el laboratorio de políticas macroeconómicas con los resultados que todos apreciamos, pero lo que viene de aquí en adelante en relación a la política agrícola, es diferente”.

Sistema productivo

Por su parte, Jorge Neme, poniendo en contexto la situación actual, afirmó que “desde mediados de los años ’70, todo el sistema productivo argentino, incluido el agro, ha perdido relevancia en manos de la especulación financiera, y lo que el país necesita es incrementar los niveles de inversión en su sistema productivo”.

Por otro lado, el actual funcionario de Tucumán, dijo: “Es fundamental que el Estado tenga un rol activo en el proceso. Si el mismo no estimula y no invierte, es difícil que el sector privado lo haga. La articulación público-privada es una de las claves del futuro posible de la Argentina”.

Además, Neme se refirió a los desafíos que se presentan para la ganadería. Al respecto comentó: “Creo que se pueden buscar determinados acuerdos en el sector ganadero. Hoy la tecnología permite separar la media res en distintos cortes y se puede pensar en precios de referencia para el mercado interno. Además hay oportunidades para aumentar la producción de carne de cerdo y avícola, donde hay muchos interesados en producir carne de cerdo, para lo que se requiere mucha inversión para montar un establecimiento”.

Por último, Gabriel Delgado alertó sobre los “condicionamientos para la política agrícola que a veces se minimizan. En el sector agropecuario tenemos muy mala economía política. Hay organizaciones políticas en las grandes urbes que no ven al sector como un eje estratégico del desarrollo del país y la limitación de la pobreza. El sector tiene que tomar cartas en el asunto, dejar de hablarnos entre nosotros y mejorar la comunicación”, comentó.

Fuente: Infobae

Publicidad