4 de noviembre de 2019 10:29 AM
Imprimir

La sequía en Australia continúa reduciendo el censo de vacuno

CompartiremailFacebookTwitterCon condiciones secas continuas y generalizadas durante el invierno y la primavera, la matanza de vacas reproductoras se ha mantenido elevada en Australia, lo que prolonga la liquidación continua del ganado vacuno del país, según la Actualización de octubre de las proyecciones de la industria ganadera de Meat & Livestock Australia (MLA). Sobre una base […]

Con condiciones secas continuas y generalizadas durante el invierno y la primavera, la matanza de vacas reproductoras se ha mantenido elevada en Australia, lo que prolonga la liquidación continua del ganado vacuno del país, según la Actualización de octubre de las proyecciones de la industria ganadera de Meat & Livestock Australia (MLA). Sobre una base de 12 meses, el porcentaje de hembras sacrificadas se ha mantenido en el 54% sobre el total, manteniendo la fase de contracción del censo vacuno.

Ante esta situación, el analista senior de mercado de MLA, Adam Cheetham, asegura que la reducción en el número de reproductoras y las perspectivas de que continúe la sequía han provocado que la matanza de ganado adulto en 2019 se estime en 8,4 millones de cabezas, un 7% más que el año pasado. “Como reflejo de estos niveles más altos de sacrificio en la segunda mitad de 2019, el pronóstico del censo para finales de junio de 2020 se ha ajustado a 25,5 millones de cabezas”, dijo Cheetham.

“Una tendencia a la baja en el peso de las canales ha compensado en parte el incremento del número de sacrificios. Con todo esto, la producción de carne se ha ajustado mostrando esta desviación y se pronostica en 2,4 millones de toneladas un 4% más. Ante esto, dado que se espera que la oferta de ganado listo para sacrificio se reduzca seriamente y haya una reducción en el número de animales nacidos entre 2017 y 2019, es poco probable que la producción de carne exceda los niveles de 2019 en los próximos dos años”.

Cheetham dijo que los precios del ganado joven se han mantenido en gran medida estables durante el invierno austral, aunque la variabilidad climática ha creado una disparidad entre las regiones del norte y del sur, con precios en el sur considerablemente más fuertes.

El analista del MLA asegura que las exportaciones de carne de res australianas aumentaron en 2019, impulsadas por una fuerte demanda internacional, una mayor disposición de animales para sacrificio en este año y la buena cotización del dólar australiano frente a otras monedas. “En el primer semestre del año, el valor total de exportación de carne de vacuno de Australia alcanzó los 6.800 millones de dólares, un 22% más que en el mismo período en 2018. A raíz del aumento previsto de la producción, las exportaciones de 2019 se revisaron al alza y se espera que lleguen a 1,19 millones de toneladas”, dijo Cheetham.

“Como reflejo del impacto de la peste porcina africana (PPA), las exportaciones de carne de vacuno australianas a China de enero a septiembre fueron de 200.000 t, un 73% más que en 2018. Gran parte de este crecimiento proviene de un aumento del volumen del 91% de los productos a base de esta carne además de otros cortes como el blade, cuya venta en el país asiático ha crecido fabricación de carne de res, seguido de cerca por el denominado flat iron steak que ha aumentado un 81%. Con estos cortes más baratos congelados se ha logrado tener un sustituto de carne de cerdo asequible”, añade Cheetham.

“En general, el panorama general de la demanda mundial de carne de vacuno sigue siendo bastante positivo, con amplios factores de demanda en mercados clave de exportación. Sin embargo, hay áreas de incertidumbre cada vez mayores, incluidas las continuas tensiones comerciales entre Estados Unidos y China”, finaliza el analista australiano

Fuente: Eurocarne

Publicidad