4 de noviembre de 2019 14:28 PM
Imprimir

Presentan otra demanda contra Cargill, JBS, Tyson y National Beef por prácticas monopolísticas

Se suma a otras tres presentadas con anterioridad que se juzgarán a comienzos de 2020.

Pacific Agri-Products, firma dedicada a la distribución y comercialización de productos alimentarios en California, ha presentado una demanda por prácticas de monopolio alegando que Tyon Foods, JBS USA así como National Beef, propiedad de Marfrig Globl Foods, y Swift Beef, se habrían puesto de acuerdo para reducir la oferta de carne e incrementar así artificialmente el preico de la carne de vacuno, incrementando sus beneficios en los últimos 4 años.

Otra demanda en este mismo sentido fue presentada en abril de 2019 por R-Calf USA alegando que estas firmas bajaron el precio de compra del ganado vacuno de EE.UU. También las organizaciones de consumidores presentaron su demanda contra ellos acusándoles de haber inflado los precios de venta al público.

La tercera de las demandas de este tipo contra las grandes firmas cárnicas de EE.UU. fue presentada por un operador del mercado de futuros del vacuno que perdió dinero supuestamente debido a que las firmas cárnicas bajaron el precio del ganado.

La demanda presentada por Pacific Agri-Products estima que las empresas redujeron el nivel de sacrificios dejando inactivas varias plantas cárnicas y esto provocó que los precios de la carne de vacuno se incrementaran artificialmente conforme se reducía la oferta.

Se trata de una demanda colectiva en nombre de todas las organizaciones y personas que compraron carne a estas empresas desde el año 2015 y es la primera demanda colectiva presentada contra estas firmas cárnicas en nombre de los mayoristas.

Este mismo tipo de demandas se ha presentado contra las grandes firmas cárnicas del país dedicadas al procesamiento de carne de cerdo, incluyendo también a Tyson y JBS, aunque acabaron siendo desestimadas por un tribunal federal.

De acuerdo con Pacific Agri-Products de 2013 a 2015 se cerraron 11 plantas cárnicas “reduciendo la capacidad de sacrificio anual de la industria en millones de ganado por año”. 

Frente a esto, las firmas cárnicas estiman que el cierre de plantas se debió a la escasez de ganado para sacrificio debido a una reducción del censo que pasó de casi 34 millones de animales en el año 2000 a 29 millones de cabezas en 2014. Sin embargo, desde esa fecha el censo habría subido hasta los 32 millones de animales.

De acuerdo con la demanda presentada, Cargill, Tyson Foods, JBS USA y National Beef controlan más del 80% de la capacidad de procesamiento y el suministro lo que habría permitido esta práctica monopolística.

Las tres primeras demandas serán vistas por un tribunal a comienzos de 2020 mientras que a la de Pacific Agri-Products podrían sumarse la de otros operadores.

Fuente: Eurocarne

Publicidad