4 de noviembre de 2019 22:11 PM
Imprimir

Ya hay productores operando con Moneda PAR: Como en la vieja feria del trueque, pero ahora con celular

Una gacetilla del INTA de la región metropolitana nos puso en alerta: algunos productores pequeños de Moreno ya están trabajando con “Moneda PAR”. ¿Y qué corno es Moneda PAR? El parte de prensa inevitablemente nos recuerda a las viejas ferias del trueque que florecieron en el país tras la crisis de 2001, cuando la pobreza […]

Una gacetilla del INTA de la región metropolitana nos puso en alerta: algunos productores pequeños de Moreno ya están trabajando con “Moneda PAR”. ¿Y qué corno es Moneda PAR? El parte de prensa inevitablemente nos recuerda a las viejas ferias del trueque que florecieron en el país tras la crisis de 2001, cuando la pobreza escaló al 30%. El sistema “permite comprar y vender sin tener que usar pesos”. Pero ahora con la ayuda del celular.

Nos ponemos en marcha de inmediato. ¿Qué corno es Moneda PAR?

La gacetilla nos explica que el INTA de Moreno comenzó a asesorar a productores locales interesados en cobrar por lo que producen en otras especies.

“Venimos participando desde hace más de un año en la organización de Moneda PAR en Moreno. El objetivo principal de nuestra intervención es incorporar productores locales a vender y cobrar de esta manera. De a poco lo logramos, ya que se incorporaron productores que venden huevos y verduras. Además se va generando que se sumen otros que ofrecen quesos en la feria. Por esto fundamentalmente somos parte de este proyecto como INTA, además de nuestras convicciones”, explicó allí Gustavo Lattanzio, jefe de esa seccional en el organismo tecnológico.

Vamos a las fuentes. Resulta que Moneda PAR tiene una página institucional y un muro en la red social Facebook. Allí nos enteramos que el viernes pasado se realizó en el mismo partido de Moreno su primer encuentro nacional. “Gracias a todos los que participaron con sus ideas para seguir avanzando en este camino de crear un sistema monetario más justo”, dice el posteo. De allí esta foto:

“Moneda PAR es un sistema de crédito mutuo para el intercambio de bienes, servicios y saberes basado en la tecnología Blockchain. El Sistema PAR es una iniciativa coordinada por el ingeniero Mario Cafiero, del Observatorio de la Riqueza Padre Arrupe; el doctor Sebastián Valdecantos; por Eduardo Murúa, del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas por los Trabajadores; por Matías Romeo y un grupo técnico de desarrollo de criptomonedas”, nos explican los propios fundadores en su página web. Esta novedosa manera de vender y comprar fue lanzada en Argentina en mayo de 2017.

Agrega la explicación que “el objetivo final de Moneda Par es la creación de un sistema monetario complementario que promueva la autonomía y resiliencia comunitaria, mejorando la economía de todos aquellos actores cuyo acceso al crédito está restringido por el sistema bancario tradicional”. Pensamos: Resulta factible para muchos pequeños productores que no son sujeto de crédito bancario.

Para participar de este novedoso sistema, estos productores deben entender que de aquí en más deberán considerarse como otra cosa: “Prosumidores”. A todas luces esa palabra refiere a quien además de producir ciertas cosas es consumidor de otras.

El sistema, por lo que entendemos, se organiza en diferentes nodos o ferias. La de Moreno vendría a ser una de ellas. Por ahora hay 13 nodos, pero vienen creciendo.

Establecido esto, “los prosumidores de cada nodo realizan transacciones (entre sí o con los prosumidores de otros nodos) usando como medio de cambio una moneda digital virtual denominada “Moneda PAR” (PAR). Estas operaciones se realizan mediante una billetera virtual, ya sea accediendo a MercadoPAR (un espacio web que funciona como mercado virtual) o por fuera de la plataforma digital (de manera presencial —, pero siempre utilizando PAR como medio de cambio)”.

Solo hay que bajar una App de GooglePlay.

“Cada transacción se registra en el sistema como un saldo positivo de PAR para el prosumidor vendedor y como un saldo negativo para el comprador. El sistema funciona mediante el uso de descubiertos: cada prosumidor que se incorpora al sistema comienza con un saldo de cero PAR y aquellos que reciban el aval de un miembro previo de la red pueden acceder a un límite de descubierto (saldo negativo) para comprar productos sin haber acumulado previamente PAR”, agrega la presentación del sistema.

Los descubiertos ahora han sido fijados en tres niveles: prosumidores identificados como trabajadores autónomos tendrán 1.000 PAR, los pequeños productores 10.000 PAR, y los comercios un crédito de 30.000 PAR. Hay una cuarta categoría: Los prosumidores que no hayan sido avalados por otros pueden vender y comprar productos con la billetera virtual pero sin acceso a descubierto.

Lo más interesante es que “estos créditos no conllevan una tasa de interés”. Y en otro tramo se explica que “al ser el crédito creado de forma horizontal y descentralizada (es decir, al no haber un actor que lucra con la actividad de intermediación) los créditos otorgados en PAR son a tasa de interés cero”.

Con lógica implacable de mercado, el sistema establece que si uno de sus usuarios o socios tiene saldo negativo “quiere decir que adquirió más productos de los que entregó”. Lo único que le queda por hacer es vender más productos para registrar ingresos de PAR en el sistema e ir reduciendo su saldo negativo.

“Todos los miembros se comprometen a tratarcon el tiempo, de cancelar sus saldos negativos, vendiendo sus propios productos para lograr saldos equilibrados de PAR. De esta manera, a lo largo del tiempo todos los participantes tienden a tomar de la comunidad una cantidad de riqueza equivalente a la que entregan”, explicaron los organizadores.

Pero… ¿quien administra el sistema? En la formalidad legal, Moneda PAR es un servicio de órdenes de pago registrado ante el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) por parte de la Asociación Mutual Conexión.

Parece muy bien pensado. “El PAR no funciona como el dinero tradicional u otros activos financieros. Funciona sólo como un medio de cambio dentro de la red y sirve para hacer un seguimiento de cuánto valor (trabajo) se ha entregado y cuánto se ha recibido. El hecho de que alguien tenga un saldo negativo de PAR implica necesariamente que otro miembro del sistema tiene uno positivo. Por lo tanto, la suma de todos los saldos es siempre igual a cero. Es decir, no hay riqueza financiera neta dentro del sistema”.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad