10 de septiembre de 2010 10:01 AM
Imprimir

Angustia de 300 obreros porque el Tomás Arias se queda sin exportar a la UE

Aunque hasta diciembre cobrarán un subsidio de $ 2.400 por mes, la planta no despachará a la Unión Europea al menos hasta julio de 2011.

Los 300 obreros del frigorífico Tomás Arias atraviesan una angustiante situación porque la planta continúa paralizada y en diciembre terminarán de cobrar el subsidio de 2.400 pesos mensuales que el gobierno nacional les otorgó por seis meses al quedarse sin fuente de trabajo.
El único frigorífico correntino preparado para exportar permanecerá al menos un año sin vender carne a la Unión Europea, luego de haber quedado sin la cuota Hilton por falta de habilitación, confirmaron ayer dirigentes gremiales del sector. La triste historia de esta planta, la más grande del nordeste argentino en el rubro, comenzó en diciembre pasado, cuando dejó de funcionar en el marco de una interna entre sus propietarios y los empresarios que la habían alquilado.
Se esperaba que antes de la asignación de la Hilton, los empresarios reactivaran la planta, cuyas máquinas operaron hasta diciembre. Pero no fue así. Esta situación dejó a Corrientes sin la posibilidad de exportar carne a UE, como ayer lo anticipó La República, porque la Nación terminó el miércoles de asignar la totalidad de las toneladas de la cuota Hilton y el Arias quedó afuera por falta de habilitación del Senasa, según lo precisó ayer el titular del Sindicato de la Carne, Roberto Regnet, en una entrevista con radio La Red.
El dirigente explicó que, al encontrarse cerrada la planta, el organismo nacional de control sanitario no pudo realizar las inspecciones correspondientes y, sin este trámite, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) no pudo incluir al frigorífico en la lista de 45 empresas de otras provincias que sí recibieron sus correspondientes partes de la cuota de exportación.
“Caía de maduro que no nos iban a dar la cuota Hilton. Un frigorífico paralizado desde diciembre del año pasado no reúne las condiciones necesarias del Senasa para obtenerla. El Senasa informó oportunamente cómo estaba la situación del frigorífico y caía de maduro que la Oncca no iba a darnos la cuota”, señaló Regnet.
El sindicalista lamentó el hecho de que, a partir de esta asignación de la cuota, el Arias tenga que esperar hasta julio del año que viene para exportar nuevamente a la UE, porque en ese mes recién se distribuirá la cuota para el período 2011-2012. “Hasta ese tiempo, al menos, no tendremos cuota”, añadió.
La Hilton es la que le genera los ingresos más rentables a los frigoríficos, porque se trata de la exportación de carne más voluminosa que realiza el país. Por esto, la situación complica a los trabajadores, ya que es muy difícil que sus propietarios decidan volver a reactivar la planta, o hacerlo con la misma cantidad de obreros, sin la famosa cuota.
Regnet confirmó ayer que los obreros están esperando cobrar la segunda cuota del subsidio otorgado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a través del Ministerio Trabajo. Lo cierto es que en diciembre el Tomás Arias cumplirá un año sin trabajar y sus empleados tendrán que volver a reclamar la renovación de los subsidios, pedido que no se sabe si la Nación responderá de manera positiva

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *