10 de septiembre de 2010 00:14 AM
Imprimir

Otro frigorífico beneficiado por la cuota Hilton

La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) publicó el listado de frigoríficos y asociaciones de productores que resultaron adjudicatarios de la Cuota Hilton 2010-2011. A Carnes Pampeanas le fueron asignadas 622 toneladas y a Pampa Natural 220,932.

La cuota Hilton es el cupo de cortes de carne de exportación de alta calidad autorizados anualmente por la Unión Europea. Argentina es el principal abastecedor, con 28.000 toneladas, lo que representa un negocio de más de 300 millones de dólares para los frigoríficos.
A diferencia del año pasado, en el que la Hilton se terminó de adjudicar con nueve meses de retraso, lo que llevó a Argentina a incumplir con el cupo asignado, esta vez el listado llegó con dos meses de demora. Y por segundo año consecutivo, la adjudicación se hizo a través de concurso público.
Las 45 plantas frigoríficas y los 31 proyectos de grupos de productores y asociaciones de razas deberán entregar el total adjudicado antes del 30 de junio del año que viene.
Exportaciones Agroindustriales Argentinas S.A. (Carnes Pampeanas) y Pampa Natural son las dos plantas ubicadas en territorio pampeano con cupo Hilton para este año, sumando entre las dos 842,932 toneladas (622 y 220,932 respectivamente). Para el frigorífico de Speluzzi esto representó un incremento de casi 21 toneladas con respecto al año pasado (un 10 por ciento más), mientras que al de Santa Rosa se le asignó exactamente la misma cantidad.

Crisis.
No es éste un buen momento para la industria de la carne, por lo que la asignación de Cuota Hilton significa un ingreso de dinero importante para la subsistencia de los frigoríficos. Pero tampoco es un buen momento para la producción ganadera, al punto que muchas plantas se encuentran trabajando muy por debajo de sus posibilidades por falta de animales para faena.
Entre las causas, depende con quien se hable, se conjugan en diversas proporciones una prolongada sequía en la zona ganadera, una errática (y/o errada) política ganadera desde el Estado nacional, y el control de precios en el mercado interno a cargo de la Secretaría de Comercio (punto defendido por el Gobierno y algunas asociaciones de consumidores). Se calcula que desde 2007 se perdieron 10 millones de cabezas de ganado.
Al día de hoy, alrededor de 15 grandes plantas permanecen cerradas y otras trabajan a medio tiempo o con cronogramas especiales. Uno de los casos más cercanos involucra al Frigorífico Pampa Natural, de la localidad de Speluzzi, en concurso de acreedores y sin faenar desde hace algunas semanas.
En este tiempo, sus trabajadores llevaron adelante medidas de fuerza hasta que la asistencia con subsidios del municipio y Nación descomprimió momentáneamente la situación. Si ahora cuenta con el cupo de más de 200 toneladas de Hilton, es probable que vuelva a retomar la actividad.
Casepa, otra planta cercana a General Pico, había accedido a una cuota 80 toneladas en el ciclo 2009-2010. Este año ni siquiera estuvo entre los candidatos que consideró la Oncca.

Concurso y concentración.
Por la cantidad de euros en juego, la distribución de la Cuota Hilton resultó polémica desde un comienzo, siendo foco de acusaciones las sucesivas administraciones de la Oncca (y la Secretaría de Agricultura en años anteriores). El 16 de julio del año pasado, un decreto presidencial declaró de interés público y económico el cupo tarifario y determinó que hasta 2012 la adjudicación se haga a través de Concurso Público Nacional.
Esta es la segunda vez que se hace bajo tal modalidad. Según las especificaciones del decreto y las resoluciones correspondientes, la nueva reglamentación debería favorecer el desarrollo regional beneficiando a las zonas de menor concentración industrial, distribuyendo un porcentual de toneladas según la ubicación geográfica de las plantas habilitadas para exportar.
De acuerdo al listado de la adjudicación 2010/2011 , el grueso de los frigoríficos beneficiados se encuentran en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, y unas pocas en Córdoba (2), La Pampa(2), Río Negro(2), Entre Río(2), Chaco(1) y Salta(1).
Según los números de este año, los grupos brasileños Marfrig y JBS (ex Swift) y la estadounidense Cargill fueron los m·s beneficiados, esto pese a que los dos ?ltimos perdieron cierto porcentaje del cupo con respecto al 2009/2010 . M·s a?n, sumando las plantas que controla Marfrig (Quickfood, AB&P, Estancias del Sur y Best Beef), este holding habría obtenido un total cercano a las 3142 toneladas, una cifra que, según denuncia el sitio especializado Infocampo.com, se encuentra por encima del tope de 2800 toneladas a las que puede acceder cada grupo económico (cita como prueba la resolución de la Oncca 7530/09, normativa vigente).
JBS Argentina S.A. fue el adjudicatario que individualmente más toneladas obtuvo, totalizando 2.045 ton, es decir, un 30 por ciento por debajo de lo que había obtenido en el anterior reparto. Y algo similar pasó con Cargill que, controlante de la planta de Finexcor, perdió un 20 por ciento del cupo del ciclo anterior totalizando ahora 1269,415 toneladas. Claro que el grupo también controla – en alianza con otro operador – el frigorífico Friar, de Santa Fe, al que se le adjudicaron 1538,625 toneladas.
Un caso para destacar es el del frigorífico Forres Beltrán, de Santiago del Estero, que debuta este año con 117, 902 toneladas. Por una cuestión de tiempos, la empresa no podía aplicar para acceder al cupo, por lo cual se emitió la Resolución Conjunta 281/2010  y 2506/2010 del Ministerio de Economía y la Oncca con lo que se hizo una excepción sobre los pliegos para que quede en el listado. El argumento para ello fue que de esta manera la planta podría exportar a Europa y al mismo tiempo abastecer de cortes económicos a las provincias del Noa.

¿Un comprador para Pampa Natural?
Caso emblemático de la situación actual de la industria frigorífica es Pampa Natural. Desde hace algunos meses los trabajadores llevan adelante la defensa de sus puestos de trabajo ante la realidad de la escasa producciÛn que venÌa teniendo la planta y el temor a un vaciamiento de la empresa.
Con subsidios (prometidos) por el gobierno nacional, se levantó a fines de agosto el último piquete que mantenía bloqueado el ingreso a la planta. Mientras tanto, el grupo empresario que controla la firma reconoció sus intenciones de vender.
Días atrás, el empresario Juan Angel Jiménez Saez, dueño del frigorífico Tomás Arias (localizado a 10 kilómetros de Corrientes capital) reconoció ante un medio correntino sus intenciones de adquirir la planta de Speluzzi. Sin embargo no parece todo muy simple: antes necesita capitalizarse y para eso espera que el gobierno de esa provincia pague una deuda de 27 millones de dólares que tendría con la planta correntina.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *