10 de septiembre de 2010 16:19 PM
Imprimir

Dicen en el campo…

.. que las lluvias de los últimos días fueron más que escasas para el déficit que arrastran muchas de las zonas productivas y, así, el desarrollo de la campaña se sigue demorando.

.. que las lluvias de los últimos días fueron más que escasas para el déficit que arrastran muchas de las zonas productivas y, así, el desarrollo de la campaña se sigue demorando. Si bien la semana que termina no fue muy intensa desde el punto de vista de las reuniones, se siguieron comentando las alternativas del multitudinario Congreso CREA en Córdoba, más aún tras la inesperada muerte de Oscar Alvarado, quien presidió ese congreso en ediciones anteriores y fue presidente de la entidad. De hecho, fue el que le dio a la organización un carácter mucho más político (sectorial), lo que le había valido varios dolores de cabeza con altas autoridades del país, dado el tenor de las críticas y el hecho, para nada menor, de que encabezaba uno de los pools de siembra más poderosos de la región. Eso, la disminución en el precio de la leche en tranquera de tambo (que siempre ocurre cuando comienza la primavera, pero que esta vez está provocando tensiones extras entre los tamberos que recién comenzaban a reacomodarse tras mucho tiempo de muy bajos precios) y el agravamiento de la situación frigorífica, y sin visos de solución aparente, conformaron los pilares de los principales comentarios.

… que mientras el Ministerio de Agricultura está cumpliendo ya un año y, salvo el controvertido Plan Estratégico Agroalimentario (PEA), su titular, Julián Domínguez, no parece haber encontrado otros temas donde cobijarse, son pocos (o ninguno) los funcionarios que salen a dar la cara con el tema de la carne. Es más, la sensibilidad del asunto llega a tal punto que cuando algún técnico o empresario sale a criticar o quejarse, inmediatamente los teléfonos comienzan a sonar con llamados desde algún despacho para «sugerirle» silencio. Igual, los temas trascienden, como la brutal caída del stock ganadero, pero un dato bastante menos conocido son los 11.400 establecimientos dedicados a producir hacienda que cerraron desde marzo de 2008 hasta marzo de 2010. Se estima, además, que la cifra se habría ampliado estos últimos meses e, incluso, también habría caído algo más el stock, dada la falta de liquidez de la mayoría de los pequeños y medianos productores (que superan el 80% del total), lo que los obliga a seguir liquidando para sostenerse. La complejidad aumenta por las importantes subas que, además, habría registrado el precio del pollo, que impide que sustituya entonces a la carne vacuna, y el escaso o nulo desarrollo de la porcinocultura, en manos de apenas media docena de muy grandes productores que son los que reciben subsidios por producir. Tan sombrío es el panorama, que el Gobierno estaría revisando su decisión de suspender las compensaciones y, de hecho, varios productores habrían cobrado ahora importantes montos adeudados, siempre hablando de la parte ganadera, ya que en agricultura las deudas siguen pendientes.

… que el tema, sin embargo, no está siendo abordado por las entidades del campo que, aparentemente, siguen más preocupadas por sus propias internas y el esfuerzo que les cuesta a algunos mantener, aunque con notorios altibajos, la Mesa de Enlace en funcionamiento. Tanto que la «foto» de los cuatro presidentes en el Congreso CREA constituyó un logro, difícil de repetir por estos días. En la grilla de los más difíciles, naturalmente están el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, y ahora también el presidente de CRA, Mario Llambías, de tan errático comportamiento que agota hasta a sus pares. De todos modos, seguramente lograrán acuerdo para la presentación oficial de un trabajo sobre inversiones agrícolas que le encargaron a CREA, y que sería una actualización de los que algunas de las organizaciones antes hacían periódicamente. Uno de los objetivos sería mostrar públicamente el nivel de inversiones que, solamente por agricultura de cosecha, hace el campo todos los años, y que alcanza a varios miles de millones de dólares, lo que lo convierte seguramente en el principal inversor que tiene el país, tanto entre los locales como entre los externos. Por caso, en una reciente reunión de la ONG Fertilizar se explicó que para hacer 1.000 hectáreas de maíz en campo arrendado se requiere alrededor de u$s 1 millón.

… que mientras los países serios, desarrollados, siguen profundizando el cumplimiento de sus leyes (como el caso de Suiza, que acaba de ganarle a Francia la utilización de la denominación de origen Gruyère para sus quesos de ese tipo), en el Mercosur parece suceder lo contrario, según el economista Ricardo López Murphy. El especialista señaló días atrás en una reunión que la autorización que acaba de conseguir la Argentina para aplicar retenciones a distintas actividades pone al Mercado Regional del Sur casi al borde de la fractura, ya que, lejos de igualar los gravámenes, como debería suceder en un mercado común, la aplicación de la retrógrada medida agudiza las ya notables diferencias que hay entre los países de la región. En el encuentro se habló también bastante de las últimas medidas de fuerza que adoptaron los camioneros de Hugo Moyano, con sitio a varias empresas, entre ellas, agropecuarias. Parece, sin embargo, que la cuestión no va a terminar tan fácil, ya que algunos empresarios estarían reflotando el esquema de demandas penales que se utilizó en otros tiempos, con una argumentación jurídica muy eficaz (por los resultados), que estarían poniendo a disposición de sus pares para que el esquema se generalice.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *