14 de noviembre de 2019 10:18 AM
Imprimir

Cargill teme impuestos a exportación de cultivos con Fernández

CompartiremailFacebookTwitterEl gigante del comercio agrícola Cargill Inc. anticipa un regreso de los impuestos a la exportación en Argentina con el gobierno del presidente electo de izquierdas, Alberto Fernández. Los agricultores del cinturón de la Pampa tienen miedo a que Fernández, quien asume el cargo el 10 de diciembre, aumente los impuestos a los envíos de […]

El gigante del comercio agrícola Cargill Inc. anticipa un regreso de los impuestos a la exportación en Argentina con el gobierno del presidente electo de izquierdas, Alberto Fernández.

Los agricultores del cinturón de la Pampa tienen miedo a que Fernández, quien asume el cargo el 10 de diciembre, aumente los impuestos a los envíos de cultivos para financiar el gasto del Gobierno, y han estado vendiendo cosechas al doble del ritmo habitual para evitar posibles aumentos.

Ahora, el mayor exportador de cultivos de Argentina se hace eco de esas preocupaciones. Cargill, que no cotiza en bolsa, está trabajando a partir de un supuesto base de impuestos a la exportación de cultivos, a pesar de que los asesores de Fernández no han confirmado la política, dijo el responsable de operaciones argentinas, Fernando Cozzi, en un evento en la Universidad Torcuato di Tella en Buenos Aires.

El año pasado, Cargill exportó 9,5 millones de toneladas métricas de granos argentinos, semillas oleaginosas y productos elaborados a partir de su triturado, principalmente harina de soja. Cofco Corp., de China, ocupó un segundo lugar muy de cerca.

El presidente Mauricio Macri, el actual gobernante a favor de la empresa, eliminó los impuestos a las exportaciones de maíz, trigo y carne hace cuatro años, y comenzó a reducir la tasa para la soja. Debido a los problemas fiscales tuvo que volver a introducir los gravámenes, pero la mayor parte iban a caducar a finales del próximo año. Los productos de soja pagan impuestos alrededor del 25%. Los impuestos sobre el maíz, la carne y el trigo son aproximadamente del 7%.

Beneficios de los agricultores

Los agricultores aborrecen a la predecesora de Macri y vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner. Además de los altos impuestos a la exportación, también limitó las exportaciones de granos y carne de vaca cuando fue presidenta, para contener los precios de los alimentos en el país. La producción se desplomó posteriormente.

En una inusual comparecencia pública, Cozzi dijo que esperaban que no se volviesen a introducir ninguna de esas políticas.

En particular, las plantas de triturado de Argentina, que envían la mayor cantidad de harina y aceite de soja del mundo, necesitan grandes cosechas para reducir la capacidad ociosa, dijo.

Para que las cosechas aumenten, hay que dar rentabilidad a los agricultores, dijo Cozzi, y añadió que, si a los agricultores les va bien, a todos les va bien.

El temor a que el dúo Fernández haga que las empresas subsidien el consumo en Argentina también está latente en la industria petrolera. Los perforadores advirtieron la semana pasada que desligar los precios internos de la energía de los valores de exportación pondría en peligro Vaca Muerta, la nueva gran esperanza de shale del mundo.

Fernández aún no ha presentado sus planes completos para la economía, y no ha nombrado un gabinete. Esa incertidumbre política está estancando los planes de las compañías de materias primas, desde productores de fertilizantes a compañías de carne. Un portavoz de Fernández rehusó hacer comentarios.

Nota Original:Cargill Fears Crop-Export Taxes Under Argentina’s New Government

Fuente: Bloomberg

Publicidad