1 de diciembre de 2009 15:38 PM
Imprimir

Primeros casos de diátesis hemorrágica idiopática del ternero en España

Una granja de producción lechera del norte de España ha registrado los tres primeros casos de aplasia de la médula ósea asociados al síndrome hemorrágico idiopático del ternero (hasta ahora conocido como síndrome de ceguera fatal del ternero) en este país.

Se han confirmado los tres primeros casos de aplasia de la médula ósea asociados al síndrome hemorrágico idiopático del ternero en una explotación lechera de alta producción del norte de España. En esta granja se aplica un buen protocolo vacunal preventivo, el manejo es excelente y no cuenta con patologías previas reseñables.
Durante los meses de octubre y noviembre, cinco animales de entre siete y 12 días de edad, presentaron cuadros leves y breves de diarrea y una vez recuperados desarrollaron síndromes hemorrágicos caracterizados por falta de coagulación de la sangre, exudando sangre por la piel y las mucosas. Resultó muy llamativo la falta de coagulación de la sangre en el punto de inoculación, cuando estos animales fueron inyectados con diferentes medicamentos y lo mismo sucedía cuando se procedía el crotalado para su identificación.
Los terneros afectados murieron entre las 24 y 72 horas de manifestarse el proceso, sin fiebre en ningún momento y con ligera hipotermia final. Los análisis sanguíneos indicaban panleucopenia, anemia no regenerativa y trombocitopenia.
En la necropsia se han observado hemorragias en la conjuntiva ocular y en la mucosa oral, presentando en esta última pequeñas ulceraciones (figura 1). El tejido conjuntivo subcutáneo y la musculatura muestran grandes hemorragias, especialmente si coinciden con áreas de inyecciones previas. En la cavidad abdominal destaca hemoperitoneo con 0,5 a 1 l de sangre sin coagular y numerosas hemorragias en la serosa gastrointestinal (figuras 2 y 3). En la mucosa ruminal y del abomaso también son frecuentes pequeñas hemorragias. En el tórax las hemorragias se localizaban en pleura parietal y pericardio figura 4).
El estudio histopatológico ha permitido demostrar un aplasia total de la médula ósea (figura 5), así como gran depleción linfoide en los nódulos linfáticos, bazo, placas de Peyer y timo. En el resto de los órganos las lesiones resultaron inespecíficas o consecuencia de complicaciones bacterianas.
Los estudios etiológicos han resultado negativos para virus BVD y Circovirus.

A tener en cuentaEl síndrome hemorrágico idiopático, también denominado síndrome de la ceguera fatal del ternero, se ha descrito previamente en Gran Bretaña, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Francia, Hungría e Italia. Se ha sugerido que este proceso podría estar originado por una nueva variante del virus BVD, con un Circovirus, un virus Parvo o quizás con un nuevo patógeno emergente. También se sospecha de un proceso inmunopatológico asociado a la toma de calostro, pero de momento, no se ha podido determinar la causa concreta.
Finalmente, es importante recordar la importancia que tiene tomar la médula ósea en el estudio de terneros sospechosos de padecer este síndrome, ya que la aplasia medular, se considera como la lesión más significativa. La médula ósea puede ser tomada rápida y fácilmente del esternón y/o del interior de un hueso largo y remitida siempre en formaldehido al 10%.Ramón Armengol (1), Daniel Ponté (1), Ana de Prado (2), Miguel A. Sierra (2), Marcelo de las Heras (3) y José A. García-Jalón (3)
(1) Asesoria Veterinaria Lleidavet, S.L.P.
(2) Pfizer Salud Animal
(3) Dep. de Patología Animal. Facultad de Veterinaria. Universidad de Zaragoza

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *