15 de noviembre de 2019 03:51 AM
Imprimir

¿En qué consiste la industria 4.0 y cómo se relaciona con la ganadería?

ambién conocida como Manufactura Inteligente (Smart Manufacturing), este concepto se viene desarrollando hace unos años como el siguiente paso en la evolución de los procesos industriales que inició con la Revolución Industrial en el siglo XVIII.

Lucas Rodríguez, director de Servicios para Centroamérica y Caribe de Tetra Pak, dirigió una charla sobre este tema en el 9° Congreso Internacional de la Industria Láctea que se realizó en Bogotá. Allí explicó que el concepto no es algo lejano o abstracto, sino que se puede percibir actualmente.

Actualmente es muy común que nos guiemos por lo que hacen los demás, porque le resultó a otro o lo vi en una feria, pero no necesariamente lo estoy haciendo porque está alineado a mi estrategia”, planteó.

El concepto de ‘industria 4.0’ se refiere a la digitalización de los procesos de manufactura, luego del uso de máquinas (industria 1.0), la electricidad (2.0) y la computación y robótica (3.0). Para Rodríguez, la industria 4.0 permitirá que una empresa dedicada a la fabricación de productos alcance los objetivos que se trazó más rápidamente, a través del uso de tecnologías.

De esta forma, el experto señaló los 4 pasos básicos que se deben surtir para implementar la Smart Manufacturing, iniciando por aplicar una visión holística al negocio y descubrir las oportunidades.

“Hay que comenzar por lo básico, que nuestros equipos tienen que estar conectados, debemos tener capacidad de recolección de datos, una integración horizontal en las líneas de producción que nos permitan traer el big data y transformarlo en información útil para tomar decisiones”, aclaró.

Con este análisis, usted se podrá dar cuenta dónde están las pérdidas, tras lo cual podrá aplicar el segundo paso, que consiste en reinventar el negocio, imaginar cómo podría evitar estas pérdidas (de energía o de insumos) y qué tecnologías hay disponibles para resolver el problema.

El tercer paso es cómo adaptar mis procesos de trabajo actuales al uso de la tecnología. Muchas veces decimos que la tecnología no funcionó, pero si vamos a ver, nunca la adaptaron correctamente”, señaló.

Por último, las empresas deben generar un mapa de evolución digital, correspondiente a su estrategia de negocio y a los 3 pasos que siguieron previamente, siempre pensando en el uso de la tecnología para obtener resultados tangibles.

Rodríguez añadió que la industria 4.0 no se debe pensar únicamente para las grandes empresas o las multinacionales, sino que cada negocio que esté dedicado a la manufactura, como las procesadoras lácteas o incluso las fincas ganaderas pueden apelar a los 4 principios.    

En efecto,  el Smart Manufacturing está dirigido a cualquiera que quiera hacer algo sin importar su tamaño, si se trata de una empresa pequeña o si parece que este sistema resulta costoso, siempre y cuando se sigan los 4 pasos.  

“Al analizar mi negocio, puedo encontrar pérdidas de USD 20 mil en un proceso y resulta que hay una tecnología de USD 5 mil que me puedo solucionar eso. Pero si hay que invertir USD 5 mil, lo primero que decimos es que no tenemos ese dinero. En cambio, lo primero que debemos hacer es cuantificar mi necesidad y con base en eso, puedo saber si el valor de la tecnología va a justificar la inversión”, remató.

Publicidad