19 de noviembre de 2019 10:39 AM
Imprimir

México conquista mercado japonés

Asiáticos visitan Planta Procesadora de Carne de Kekén.

Aprovechando al máximo su estancia en Yucatán, una comitiva de empresarios y diplomáticos de Japón visitó el viernes pasado la Planta Procesadora de Carne de Cerdo Kekén, ubicada en terrenos de la comisaría de Sahé, en el municipio de Tixpéhual, lugar donde se producen los cortes de carne de cerdo especiales que la empresa yucateca exporta a ese país asiático.

Japón es el principal comprador de carne de cerdo de Kekén, con 4,000 toneladas mensuales, 48,000 al año, informó Luis Alberto Monárrez Miranda, gerente de Exportaciones de la firma yucateca.

Ese volumen representa el 65% de las 70,000 toneladas que la empresa manda al extranjero al año, principalmente a Japón, Corea, Estados Unidos y China.

Los integrantes de la comitiva japonesa que vieron las instalaciones de la planta de Sahé quedaron impresionados por el impecable proceso de cortes que maquinarias danesas y japonesas, y las manos artesanales de los trabajadores yucatecos, logran para que la carne de cerdo de Kekén conquiste el paladar exigente de los japoneses, por su calidad, inocuidad y formas exóticas.

Los visitantes anticiparon que aumentarán sus compras de la marca yucateca y la promoverán con otros distribuidores asiáticos.

Kazuhito Nakamura, consejero de la Embajada de Japón en México; Hiroki Isshiki, también diplomático de la representación japonesa, y Naoki Matsueda, director adjunto de la empresa Mitsubishi, vinieron a la colocación de la primera piedra de la empresa Uchiyama Manufacturing de Yucatán, en el Central Business Park de Mérida (CBP), y aprovecharon su estancia para conocer al principal proveedor de carne de cerdo a su país.

Moderno edificio

Desde la entrada a la planta, ubicada a un costado de la carretera federal Mérida-Cancún, los japoneses quedaron deslumbrados por la avenida que lleva al moderno edificio de Kekén en Sahé, por la selva verde que lo rodea, los letreros que fomentan el cuidado del medio ambiente, la flora y fauna.

La sinuosa avenida interna de la planta termina en un imponente edificio moderno que en sus entrañas tiene lo más preciado: la tecnología de punta para la matanza sin dolor de los animales, las áreas de diferentes cortes de carnes, los sistemas sanitarios estrictos que permiten la inocuidad y el ejército de artesanos de la carne que retiran grasa, pellejo, huesos y otras partes del cerdo para lograr finos cortes y trozos de carne pura.

Es carne con finos hilos de grasa, y cortes artesanales gourmet para el mercado japonés, entre los que destacan las “paletas de tocino y de carne”, productos estrella en ese país; las milanesas microdelgadas de 30 y 40 gramos cada porción y los “cuadrados” de carne pura formados a base de martillazos y moldes específicos.

Los artesanos de la carne manejan con gran habilidad filosos cuchillos para quitar la grasa con impresionante rapidez y filetear las porciones. Trabajan en una zona con temperatura de 7 grados y usan trajes especiales térmicos; cada determinado tiempo realizan rutinas de activación física para ejercitar los músculos.

Los visitantes japoneses vieron a través de los cristales la cadena productiva que sigue la planta procesadora para llegar a los productos estrella que comen en su país, vieron y tocaron los empaquetados listos para su exportación y tras la visita a la procesadora de Kekén dijeron: “¡Todo perfecto!”.

El reportero del Diario platicó con ellos, con el aval de los directivos de la planta, encabezados por el director general de Kekén, Claudio Freixes; el gerente de la procesadora Sahé, Juan Esteban Pizarro Urrutia; Monárrez Miranda; e Ignacio González Villalobos, gerente de ventas para Japón. Por cierto, los tres visitantes hablan español.

“Quien conquista el exigente mercado japonés, conquista el mercado mundial”, manifestó el consejero de la Embajada de Japón en México, Kazuhito Nakamura.

Impresiones

Al concluir la visita a la Planta Procesadora de Kekén en Sahé se le pidieron sus impresiones respecto de lo que vio, junto con Naoki Matsueda, director adjunto de la compañía automotriz Mitsubishi, que también tiene una división comercial de alimentos cárnicos, y de Hiroki Isshiki.

¿Qué les pareció esta planta y su línea de producción de carnes?, preguntamos.

“Lo defino con una sola palabra: ¡Perfecto!”, respondió el señor Nakamura.

“Es una sorpresa total, más perfecto de lo que creíamos. Cada vez que teníamos oportunidad de hablar sobre el tema de Kekén nos informaban de una empresa mexicana que tenía mucho éxito en exportación a Japón. Siempre nos aconsejaban que visitáramos la planta de proceso, por lo que hoy estamos aquí. Nos llevamos una gran sorpresa, es más perfecto de lo que creíamos”.

Medio ambiente

“No solamente el proceso de hacer carne, sino también me da la impresión que considera mucho la convivencia con el medio ambiente”, dijo. “El tratamiento de agua de residuos fue una sorpresa que nos impresiona por su sistema para limpiar. Parece agua potable al final del tratamiento”.

El diplomático japonés comentó que después de ver todo el proceso en la planta, Kekén alcanza el nivel para atender la exigencia del mercado japonés y debe continuar ampliando su mercado y adaptarse a lo que exige el mercado de su país.

“Merece la pena que esta empresa tenga mucho éxito por su alta competitividad”, señaló. “Estoy seguro que con toda razón tiene éxito en sus exportaciones a Japón y también podríamos disfrutar los resultados de los beneficios que dejará el CBP (Central Business Park de Mérida donde estará la planta de componentes de la fábrica Uchiyama). Estoy seguro que aumentarán las exportaciones a Japón, China y Corea, a donde ya exporta, pero hay suficiente mercado en Asia”, indicó.

Declaró que Japón demanda carne de cerdo de calidad, pero no cualquiera puede vender porque ese mercado es el más exigente del mundo. En su opinión, China es el país donde la marca yucateca puede potenciar sus exportaciones porque tiene mayor número de habitantes y la industria del cerdo de ese país atraviesa una crisis por la fiebre porcina. Además, la calidad de sus cortes de carne y la calidad sanitaria convierten a Kekén en una competidor mundial.

“Siempre nos dicen que una vez que tengan éxito en el mercado japonés podrán exportar a cualquier mercado del mundo”, recalcó.

“El mercado japonés es muy exigente en su consumo; me di cuenta que esta planta tiene capacidad para adaptarse a ese exigente mercado y por esta razón tiene éxito en exportaciones a Japón. Tiene excelente línea de producción de carnes, control sanitario, chequeo del sistema higiénico… es como si fuera una planta en Japón, casi igualito y eso es mucho decir porque el japonés es el más exigente del mundo en todo”.

El funcionario diplomático manifestó que los cortes de carne que mandan a Japón requieren de una habilidad y capacidad para lograrlos, un alto nivel de profesionalismo técnico y por esa razón están muy cotizados en su país.

“Ese corte especial de la paleta es un arte”, dijo cuando tuvo en sus manos el exótico manjar. “En Japón lo consumen muchísimo”.

Consumidores de carne

Contó que en su país se consume mucha carne de cerdo, no solo en restaurantes sino también en supermercados y en plantas procesadoras de jamones, salchichas y ahora en las tiendas de conveniencia que venden comidas ligeras para los trabajadores.

Se dijo cliente satisfecho.

“La verdad es que la mayoría de los japoneses en México trabajan en el área automotriz, pero hay otras oportunidades de negocios en mi país y, bueno, uno de ellos que lo aprovechan son Kekén y Yucatán”, señaló. “Aprovechamos la competitividad de Yucatán y queremos aumentar las oportunidades de negocios de Japón en México”.

En nombre de la Planta Procesadora de Carne de Cerdo Sahé, Luis Alberto Monárrez Miranda, gerente de exportaciones de Kekén, agradeció la visita y la preferencia hacia esta empresa yucateca y afirmó que también están muy contentos de trabajar para el mercado japonés porque ha permitido que esa exigencia arraigada mejore la calidad de los productos de carne.

“Aprendemos mucho de los procedimientos, los niveles de calidad que se manejan en ese país y lo que hacemos es tratar de imitar esos procesos de calidad”, destacó el gerente de exportaciones. “Los productos que elaboramos para Japón nos permiten darle trabajo a una cantidad muy importante de personas, tanto en la planta de procesamiento de Umán, como la de aquí en Sahé”.

“Una gran cantidad de las personas que trabajan en las plantas sabe que su trabajo es valorado en Japón y nos llena de orgullo, al igual que los trabajadores se sienten orgullosos de saber que los productos que hoy están haciendo y cortando con el cuchillo, dándole forma especial a los cortes son para el mercado japonés. Entonces, ponen un poco de alma y su espíritu maya para lograr cortes perfectos que van a Japón y que los consumidores lo pueden conseguir en supermercados, en tiendas de conveniencia y consumirlo en restaurantes.

El capitán mayor de Kekén, doctor Claudio Freixes, agradeció a los visitantes japoneses por sus comentarios y ofreció enviar unas cajas de carne de cerdo para que el personal de la Embajada de Japón en México haga su asado.— Joaquín Chan Caamal

Diversificación de Mitsubishi

El señor Matsueda informó que Mitsubishi es conocida mundialmente por su marca automotriz, pero dentro del consorcio Mitshubishi Corporation tiene una casa de comercios que se dedica a la importación y exportación y una de las ramas que está en crecimiento es la de alimentos de carnes, pescado y granos.

Proveedor principal

La empresa importa carne de res, de cerdo y pollo. La carne de cerdo la compra en México y su proveedor principal es Kekén y después de ver todo el proceso productivo y la calidad de la carne de cerdo no duda que aumentará sus volúmenes de compra a esta empresa que día a día consolida sus marcas comerciales Kekén y Kiniton en ese país asiático.

Calidad Kekén

“Estamos muy contentos con la calidad de Kekén, el nivel de procesamiento de las carnes en forma manual es muy bueno”, dijo el empresario asiático. “Estamos muy contentos con la empresa. Empezamos a comprarle en 2018 y estamos aumentando nuestras compras y queremos aumentarla más”.

Fuente:

Publicidad