21 de noviembre de 2019 11:31 AM
Imprimir

Uruguay : Distribuidores insisten en importar asados de Brasil

Como salida para bajar el precio de este corte en el abasto.

Los distribuidores e importadores de carne insistirán ante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para que negocie y habilite el ingreso de asados bovinos desde Brasil, destino del que hoy sólo se permite la importación de carne desosada y envasada al vacío, cuyo final es el mercado interno.

Hoy el 95% de la carne bovina que se vende en el abasto interno viene de Brasil, especialmente de frigoríficos exportadores de Rio Grande do Sul, que trabajan con razas británicas y garantizan la calidad de carne.

En pocos meses, algunos estados brasileños dejarán de vacunar contra fiebre aftosa y una vez que su nueva condición sea reconocida por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), seguramente después de 2020, quedarán con un status sanitario superior al de Uruguay. Incluso hoy, salvo Santa Catarina —es libre sin vacunación—, todo el resto es país libre de fiebre aftosa con vacuna, el mismo status sanitario que se le reconoce a Uruguay, por lo que no habría impedimento sanitario para traer asados, una vez acordados los protocolos entre ambos países, que hoy ni siquiera están hablados. Incluso hoy, están entrando lenguas bovinas sin impedimento.

Semanas atrás, algunos importadores habían sondeado precios de asados en Brasil y la diferencia con Uruguay era importante. Lo mismo sucedía con Argentina, pero los frigoríficos subieron posteriormente los precios que habían pasado a los importadores uruguayos. A su vez, Argentina tiene más frigoríficos habilitados para exportar a China.

Con las últimas subas de la carne y la poca oferta, el asado uruguayo se volvió un corte prohibido. En las grandes superficies, el kilo de asado de novillo vale $ 415 por kilo, el procedente de ganado de corral (asado de feedlot) vale $ 668 por kilo y el de ternera no baja de $ 425 por kilo.

Nueva planta. El gran problema que enfrentan los importadores hoy para traer carne de Brasil y Argentina, es que la mayoría de los frigoríficos exportan a China y esa es la prioridad por los precios que paga el gigante asiático.

Son pocas las plantas que van quedando sin vender a China y en el caso de Argentina —donde se negocia el ingreso de asados pero no estarían sirviendo los precios—, deben estar también habilitadas para exportar a la Unión Europea.

Desde Brasil, quedó habilitado Frigorífico Zimmer, una planta pequeña de Rio Grande do Sul que incluso tiene carne Angus certificada. Los primeros embarques de cortes para el abasto procedente de esta empresa estarán llegando los primeros días de diciembre, según pudo confirmar El País. Serán pulpas envasadas al vacío.

Frigorífico Zimmer tiene más de 45 años de experiencia en la producción y exportación, siendo reconocido por el mercado internacional y el regional. Su planta industrial está en Parobé, en la región metropolitana de Porto Alegre y la empresa trabaja con animales terminados a pasto. Es una empresa familiar fundada en la década del 70 que ha logrado crecer.

Fuente: El Pais

Publicidad