23 de noviembre de 2019 10:25 AM
Imprimir

Sector vacuno de Brasil, ganador de crisis de proteína china

CompartiremailFacebookTwitterLos esfuerzos de China para cubrir el vacío de proteínas como consecuencia de la propagación de la peste porcina africana están reverberando en la enorme industria de carne vacuna de Brasil, elevando los precios y los beneficios tanto para los ganaderos como para las empresas cárnicas. China ha estado aumentando la producción avícola local y […]

Los esfuerzos de China para cubrir el vacío de proteínas como consecuencia de la propagación de la peste porcina africana están reverberando en la enorme industria de carne vacuna de Brasil, elevando los precios y los beneficios tanto para los ganaderos como para las empresas cárnicas.

China ha estado aumentando la producción avícola local y ha impulsado las importaciones de carne de cerdo de varios proveedores, pero Brasil es el único gran exportador de carne vacuna que puede satisfacer la demanda de China. En consecuencia, los importadores chinos están comprando todo tipo de cortes, incluidos los más caros, elevando los precios a lo largo de la cadena brasileña, desde terneros hasta animales listos para el sacrificio.

Los envíos de carne brasileños a China aumentaron un 62% el mes pasado respecto a hace un año ante los permisos de China a la exportación por parte de más plantas. Los precios de carne vacuna al por mayor y los de ganado han aumentado un 30% este mes, según cifras de Cepea, el brazo de análisis de la Universidad de São Paulo.

“El aumento de las exportaciones a China es impresionante”, dijo César de Castro Alves, consultor agrícola del banco Itaú BBA. “Brasil está dominando el mercado de carne de res de China”.

La ganancia inesperada para los proveedores brasileños de carne no es un gran consuelo para los consumidores del país, que están pagando precios récord por la carne. “Los brasileños no tienen ingresos suficientes para soportar el nivel de precios actual”, dijo Alves en un evento Itaú BBA en São Paulo el jueves.

Advirtió a los ganaderos acerca de expandirse demasiado dado lo caro que resulta comprar terneros que tardan hasta tres años en madurar. La demanda china de carne brasileña podría disminuir cuando la nación asiática resuelva su déficit de proteínas o cuando finalmente llegue a un acuerdo comercial con Estados Unidos, señaló.

Nota Original:Brazil Is the Big Beef Winner From China’s Protein Crunch

Fuente: Bloomberg

Publicidad