24 de noviembre de 2019 10:16 AM
Imprimir

Chile : Prevén que alza del dólar impacte en precios de la carne importada antes de Navidad

– Sectores se refirieron también a cómo el efecto cambiario se conjugó con otras variables como es el estallido social en Chile junto con la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La crisis social en Chile, el alza del dólar, la guerra comercial entre Estados y China, a los que se suma la mayor demanda de esta última nación por productos cárneos de procedencia argentina y brasilera, son a la fecha los principales factores de los que no quita la vista el sector agropecuario regional.

En especial, la preocupación gira en torno a la última de las variables citadas, ya que la gigante asiática ha presionado a tal nivel su requerimiento de carne, que nuestro vecino país como también Brasil han optado por envíos mayoritarios a dicho destino.

He ahí entonces la dicotomía de que, mientras a nuestros productores les conviene la exportación, en contrapartida se ve encarecida la comercialización en el mercado interno y donde un actor gravitante es el dólar, que no deja de hacer guiños en torno a los $800. Eso, sin mencionar cómo otras externalidades podrían incidir en la volatilidad de los precios, como el actual movimiento social, que aún no cesa.

Faenadora atenta

Atentos a todas las aristas señaladas, se encuentran por cierto en la Industria Frigorífica Simunovic, que se apresta a retomar sus faenas en diciembre, luego de realizar diversas tareas de mantenimiento. 

El subgerente de la planta faenadora, Alberto Smoljanovic, comenzó diciendo que el contexto que hoy se desenvuelve el mercado de la carne, un incremento en el precio del dólar, sumado al estallido social, ha dejado a la luz un cúmulo de incertidumbre que se han de despejar cuanto antes. “Es evidente que un dólar alto nos conviene tanto a los frigoríficos como a los productores y otras actividades, pero en contrapartida la inseguridad social ha generado impactos en sectores como el turismo, afectando de paso el mercado interno. De hecho, algunos de nuestros clientes ligados a dicha área están preocupados porque han experimentado una baja de la demanda por sus servicios -restoranes, etc-, lo que a su vez nos impacta a nosotros en términos de comercialización, pese a que de algún modo estamos protegidos por estar indexados al dólar en lo que se refiere a compra, venta y manejo de créditos. Nos da pena todo lo que está pasando en Chile e independiente de cómo se comporte el dólar, lo que se necesita es volver a tener un país que destaca por su estabilidad y orden social. E insisto, por más que con un dólar alto los ingresos sean buenos para el exportador, nada se saca si no existe un equilibrio en la sociedad”, dijo Smoljanovic.

Carne extranjera al alza

El seremi de Agricultura, Alfonso Roux, refrendó los dichos del ejecutivo, enfatizando: “Mientras para los exportadores estas variaciones cambiarias han sido buenas, los que importan carne tendrán que traspasar el precio a los consumidores. Por el momento, la de vacuno se mantiene a un valor de compra anterior al alza del dólar, lo que significa que tienen stock, pero como el comportamiento de la moneda permanecerá todavía alto, los comerciantes se verán obligados a traspasar el alza al consumidor más pronto que tarde”.

‘Pan para hoy, hambre para mañana’

El presidente de la Asociación de Ganaderos de Magallanes (Asogama) Cristián Concha Peile también fue enfático en señalar que la mayor complicación a consecuencia del alza del dólar está en el mercado interno. “El que hayamos tenido un dólar en $800 y luego de eso un comportamiento similar hasta ahora, es algo que generará un impacto notorio en el precio final de la carne importada, con la que se abastece mayormente la región. Eso sucederá apenas se agote el stock actual y venga la renovación. Será entonces cuando los consumidores resentirán el sobrecargo de precio, que estimo podría darse entre un 10% y 15%”.

En cuanto a la ganancia que supone para los productores el vender su ganado a un precio alto, Concha fue cauto y dijo: “Eso podría ser pan para hoy y hambre para mañana, porque si bien estas alzas explosivas en los valores e índices pueden representar ganancias atractivas, en contrapartida conllevan un encarecimiento de los costos de producción y eso a la larga no da garantías de lograr efectos positivos. Será cuando termine la temporada, el momento de llevar a cabo los balances pero en mi experiencia, estos vaivenes no son buenos porque en algún momento eso se termina pagando, y caro”.

Publicidad