29 de noviembre de 2019 19:47 PM
Imprimir

Con el kirchnerismo volvió la “crisis del campo”

El sector agropecuario ya advirtió que no aceptará el retorno de los impuestazos.

El próximo gobierno heredará una complicada situación económica: al desastre que dejó el mismo kirchnerismo en 2015, con un Estado sobredimensionado y deficitario, se le agrega la deuda externa generada por el macrismo, que evitó cualquier reforma de fondo. Ante este difícil panorama fiscal, los equipos técnicos cercanos a la dupla de los Fernández manifestaron que, como era de esperarse, pueden volver a subir los impuestos.

Uno de los sectores que podría verse más perjudicado ante el nuevo impuestazo es el agropecuario. Con las heridas abiertas de la grave crisis que tuvo lugar en 2008, por las mismas razones, el campo ya plantó bandera. Aunque Alberto y Cristina Fernández de Kirchner (CFK) no ha asumido sus cargos, los dirigentes del agro ya manifestaron que no tolerarán un nuevo manotazo impositivo.

«Estamos absolutamente en contra y no las vamos a aceptar. Entendemos las urgencias, entendemos que existen y habría que charlar un rato largo». Las palabras son del titular de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa.

La advertencia no pasó por alto y el que respondió fue uno de los referentes más duros del kirchnerismo, Juan Grabois. Con una terminología calcada a la del conflicto que tuvo lugar hace más de una década, el «economista» K acusó a los dirigentes del agro de no tener «patria, religión, ni bandera», y manifestó que son ellos los que «no aceptarán» que un tercio de la población viva en la miseria «mientras un puñado se enriquece con los bienes naturales en forma excluyente e insustentable».

Publicidad