3 de enero de 2020 03:00 AM
Imprimir

Innovación para engordar caracoles

España : La Universidad de Sevilla participa en un proyecto de helicicultura pionero en España que consiste en modernizar la fase de alevinaje y engorde con técnicas más automatizadas

El sistema de cría de caracoles modernizará la fase de alevinaje y engorde del caracol serrano gracias a un proyecto innovador y pionero en España en el que participan la empresa Heligemas, la Universidad de Sevilla, Cooperativas Agroalimentarias y la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA).

En una entrevista con Efe, el profesor de la facultad de Biología y socio fundador de la empresa surgida de la Universidad Heligemas, José Ramón Arrébola, detalló que se trata de un proyecto de helicicultura con técnicas más modernas y automatizadas, que permitirá dar un “salto” en lo que se hace actualmente.

El objetivo es “pasar de una helicicultura –cría de caracoles–convencional a una moderna, equiparable a otras mas desarrolladas como la de los pollos”, explicó el profesor Arrébola.

AZNALCÁZAR CONTARÁ CON UN CRIADERO Y ALMENSILLA CON UN CENTRO DE LA INTERPRETACIÓN

El proyecto, liderado por el grupo operativo –integrado por Heligemas S.L., la Universidad de Sevilla, las cooperativas y ARA y financiado con fondos europeos Feader, dentro del programa de desarrollo rural de Andalucía 2014-2020– se centra en el caracol serrano, que se consume en el tercio Este de la península ibérica y es más valioso y grande que el blanco o chico, que se consume en primavera en algunas zonas de Andalucía.

No obstante, precisó que las técnicas en las que trabajan los investigadores de este proyecto desde 2018 son transferibles a otras especies. Explicó que con soluciones novedosas de estabulación, automatización, manejo, control para la cría a gran escala y el ciclo completo del caracol Iberus alonensis (serranos), se producirá alimento de origen animal con este molusco altamente apreciado y una mayor eficiencia en el consumo hídrico de la explotación tradicional.

EL SISTEMA SE CENTRA EN EL CARACOL SERRANO, QUE SE CONSUME EN EL TERCIO ESTE DEL PAÍS

De forma paralela a esta investigación, surgió un proyecto de colaboración público-privada para impulsar la producción de la cría de caracoles en la comarca del Aljarafe sevillano. Para impulsar el sector helicicultor en la localidad de Aznalcázar se ubicará el criadero para el alevinaje y el engorde del caracol y una nave para la fase de reproducción y para los recién nacidos porque son las “más sensibles” y en Almensilla se pondrá en marcha un centro de interpretación basado en los caracoles, ha apuntado el profesor de la Universidad de Sevilla.

Arrébola defendió la helicicultura como una ganadería alternativa a la tradicional que genera alimentos de origen animal de alto valor nutritivo y, además, contribuye al desarrollo de ciertos espacios en el medio rural, además de que tiene un gran potencial de crecimiento dada la demanda del caracol en el mercado internacional.

El caracol es un alimento saludable y posee propiedades interesantes ante ciertas “carencias y problemas”, por ejemplo, en la piel, que se pueden tratar con babas de caracol, y las relacionadas con falta de calcio e incluso favorece la digestión, así como otras aplicaciones por explorar, apuntó José Ramón Arrébola. Desde el punto de vista comercial, sostuvo que la mejor zona para montar una granja de caracoles es donde la especie a criar viva de forma natural y, de hecho, los caracoles han conquistado todos los ambientes de la tierra excepto las grandes alturas y las zonas heladas.

Publicidad