3 de enero de 2020 02:36 AM
Imprimir

Con el cambio de gobierno, buscan reemplazar la Mesa de las Carnes por un Foro con mayor presencia del consumo interno

CompartiremailFacebookTwitterEl gobierno de Mauricio Macri ya fue. Fue. Con esta despedida muchas otras cosas parecen destinadas también a quedar en el pasado. Una de ellas es la Mesa de las Carnes, el bloque de más de 30 entidades de las cadenas productoras de proteínas animales que nació a mitad de 2015 en la Exposición Rural […]

El gobierno de Mauricio Macri ya fue. Fue. Con esta despedida muchas otras cosas parecen destinadas también a quedar en el pasado. Una de ellas es la Mesa de las Carnes, el bloque de más de 30 entidades de las cadenas productoras de proteínas animales que nació a mitad de 2015 en la Exposición Rural de Palermo y que se convirtió en la plataforma para que la gestión anterior desarticulara todas las barreras al comercio y estimulara como nunca antes las exportaciones, de carne vacuna especialmente. Macri bendijo personalmente este mesa al participar de sus reuniones una decena de veces.

Quien gobierno ahora es Alberto Fernández, peronista como la ex presidente Cristina Kirchner, su actual vicepresidenta. Con este ascenso al poder parecen llegar nuevas fórmulas de organización y representación sectorial. La Mesa de las Carnes no llegó a cumplir ni cinco años y ya se busca reemplazarla por el Foro Argentino de la Carne, un nuevo espacio que nació tras una cesárea muy prematura el jueves pasado, luego de una reunión de varios representantes del sector con la coordinadora del Consejo Federal Argentina Contra el Hambre, Victorias Tolosa Paz.

Este Capítulo Carnes del plan oficial contra el Hambre que impulsa Alberto, el nuevo presidente, tuvo a varios representantes oficiales que también parecen haber decidido que la Mesa de las Carnes ya fue. Entre ellos estaban el secretario de Agricultura, Julián Echazarreta, y el subsecretario de Ganadería, José María Romero.

Pero la tela para cortar estuvo en el listado de representantes del sector privado que concurrieron a la reunión, una suerte de bautismo de este nuevo Foro. Hubo una veintena de representantes empresarios, entre los cuales se contaban varios que en algún momento participaron de la tristemente famosa “Escuelita” del ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

De todos modos es prematuro hacer comparaciones odiosas, que esperemos no lleguen nuca, porque hubo otros alumnos ejemplares de ese espacio que aplaudía las medidas de Moreno, como Mario Ravettino, el presidente del Consorcio ABC, que no dieron el presente en esta reunión del Foro. Fue este el sector de la industria que más se había favorecido hasta ahora con las políticas de franca apertura exportadora del macrismo, que tendrán su corolario este 2019, con embarques récord de carne por más de 800 mil toneladas. Las fuentes dijeron que el Consorcio fue invitado, pero decidió no asistir.

¿Y quiénes estuvieron en la reunión con Tolosa Paz? Representantes de la industria frigorífica más volcada a atender el conusmo interno de carne vacuna, de los sindicatos, de los feedloteros, de los consignatarios, del supermercadismo y hasta el inefable Alberto Williams, en representación de una casi inexistente organización de carnicerías. Este es el listado completo.

  • Alberto Fantini, Federación Gremial Trabajadores de la Carne
  • Dardo Chiesa, producción agropecuaria
  • Juan Carlos Eiras, Cámara de Feedlots
  • Daniel Daró, Centro de Consignatarios de Productos del País.
  • Oscar Subarroca, Mercado Nacional de Hacienda
  • Javier Peralta, Federación de Industrias Frigorificas Regionales – FIFRA – Córdoba
  • Sebastián Bendayán, FIFRA – Santa Fe
  • Alberto Berardi, FIFRA – Entre Rios.
  • Ricardo Bruzzese, Cámara Argentina de la Industria Frigorífica – CADIF
  • Fernando Brizzolara, CADIF
  • Gustavo Valsangiácomo, Unión de la Industria Cárnica, UNICA
  • Juan Vasco Martinez, Asociación Supermercados Unidos – ASUS
  • Miguel Calvete, Instituto de Estudios de Consumo Masivo y
  • Alberto Williams, Asociación de Propietarios de Carnicerías.

Como se verá, la representación de los ganaderos, que hasta ahora ostentaban la coordinación de la agonizantes Mesa de las Carnes (sobre todo la Sociedad Rural, en la figura del ganadero David Lacroze, un amigo personal de Macri), estuvo ceñida a Dardo Chiesa, ex presidente de CRA y del IPCVA y quien había sido nuevo coordinador de la Mesa luego del cambio de gobierno.

Otro dato significativo es el regreso a la discusión de los representantes de CADIF, una cámara fuerte en el mercado doméstico, que había dado el portazo de la Mesa de las Carnes, disconforme con el perfil pro-exportador que se había apoderado de la misma. Incluso resulta imposible no reparar en la aparición de Ricardo Bruzzese, quien en tiempos de Cristina comandó el operativo “Carne para Todos”.

Lo cierto es que la Mesa de las Carnes entró en terapia intensiva mientras varios representantes del sector alumbraban el nuevo Foro Argentino de la Carne. “De la Mesa de las Carnes es bueno tomar lo pisirivo y modificar lo que no funcionaba bien o sesgado. Hay que posibilitar una interrelación acorde al nuevo gobierno, sin excluir a nadie”, explicó una fuente a Bichos de Campo a modo de requiem.

La nueva criatura, a diferencia de la Mesa, tendría una coordinación tripartita, con un representante de la producción, uno de la industria frigorifica (que sería consumero) y un representante de los trabajadores. El modo de trabajo que se propone es en Comisiones Temáticas, cuyas conclusiones preliminares seran debatidas luego en el plenario de quienes integren el Foro.

“Además de una composición mas específica y a la vez mas integradora, los impulsores del Foro están propiciando un esquema de funcionamiento equilibrado y dinámico. El objetivo es que este ámbito sectorial sea un eficaz impulsor de políticas públicas -previamente consensuadas intra cadena-, debidamente articuladas con el gobierno”, explicó un documento interno que circula entre diversas entidades del sector.

En el mismo trabajo se remarca cuál sería la prioridad a corregir de la política desplegada por el macrismo. “En los últimos cuatro años las exportaciones de carne han crecido fuerte (sobre todo con destino a China) y eso es bueno. La contracara es que mientras las exportaciones crecían de manera concentrada, el consumo interno cayó fuertemente, en volúmenes prácticamente equivalentes a las mayores despachos al exterior. En términos de generación de riqueza y bienestar general, de poco o nada sirve que lo que se exporta de mas se consuma internamente de menos. La ganadería argentina debe remover los obstáculos que la paralizan y generar mas riqueza. Solo así el sector logrará expresar su enorme potencial, en beneficio de todos”, se resume.

En el mismo sentido, el borrador del Foro propone: “Es imperioso aumentar la producción de carnes y eso será sostenible solo si la actividad resulta rentable, inclusive para productores de escala media o pequeña. En términos de generación de riqueza de nada sirve si lo ganado en volumen se pierde por precio, ante una demanda que no absorbe los incrementos de producción. Para que el verdadero desarrollo ocurra y sea sustentable, a mas de la imprescindible confianza inicial, es preciso que continuen aumentando las exportaciones -con menor concentración de volumenes por destino y mayor cantidad de plantas exportando- y que, a la vez, se vaya recuperando el consumo interno de manera paulatina pero sostenida”.

“Sabido es que políticas sesgadas (en favor de un sector y en detrimento del otro) han sido la madre de todos los obtáculos: porque con la ‘cancha inclinada’ (para un lado para el otro), lejos de removerse los obstáculos preexistentes, solo se crerán nuevos. Esa lógica del ‘win – loss’ solo provoca respuestas pendulares, cuya continua repetición de marchas y contramarchas estériles para la creación de riqueza, solo frena el desarrollo sectorial”, se insiste.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad