3 de enero de 2020 12:46 PM
Imprimir

El matarife Sergio Pedace está confiado con el nuevo gobierno: “Le pone plata a Doña Rosa para comprar carne y equilibra la exportación con retenciones”

CompartiremailFacebookTwitterEl vicepresidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecederos (CAMyA), Sergio Pedace, está contento y esperanzado con nuevas reglas de juego para el sector a partir de la asunción de Alberto Fernández. Es que los matarifes (aquellos que compran hacienda, la mandan a faenar y comercializan en el mercado doméstico) se estaban sintiendo muy desfavorecidos […]

El vicepresidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecederos (CAMyA), Sergio Pedace, está contento y esperanzado con nuevas reglas de juego para el sector a partir de la asunción de Alberto Fernández. Es que los matarifes (aquellos que compran hacienda, la mandan a faenar y comercializan en el mercado doméstico) se estaban sintiendo muy desfavorecidos en la gestión de Mauricio Macri. “Estaban favoreciendo solo la exportación y nunca se fijaron en el mercado interno, que somos el 80 % del consumo total”, explicó Pedace sin ningún tipo de disimulo.

Debido al nuevo esquema impositivo y de control comercial aplicado por el anterior gobierno, muchos matarifes se vieron obligados a blanquear sus operaciones. La gran transformación es que la Direccción Nacional de Control Comercial Agropecuario obligó a que cada operador tenga su propia matricula de faena, cuando antes muchos matarifes trabajaban con la matricula de los frigoríficos. Hasta ahí todo estaría bien. Pero como cuenta Pedace “nunca se terminó de blanquear al eslabón final -el carnicero- y esto hizo que nosotros tengamos toda la carga impositiva a cuestas. Si este Gobierno seguía, tendíamos a desaparecer”, confió Pedace a Bichos de Campo.

“Ahora con el nuevo Gobierno tenemos esperanzas que esto se revierta. Le está poniendo plata a Doña Rosa, que comprará más carne (en el mercado interno), a la vez que equilibra con más retenciones a la exportación”, señaló Pedace en referencia al aumento de 5 a 9% de los tributos a la exportación de carne vacuna.

El directivo de CAMyA contó que los matarifes trabajan todos los días desde las cinco de la mañana en el Mercado de Liniers. Temprano ven los lotes antes de los remates que suelen arrancar a las siete de la mañana, evalúan según la calidad y según el momento (animal joven para consumo o vaca vieja y flaca para industria). Luego de comprar el lote que les gusta, ya tienen ubicado el frigorífico donde los llevarán a faenar y el canal de comercialización para la carne obtenida, sea supermercado o carnicería.

Pedace es tercera generación de matarifes y reconoce que sentirá nostalgia cuando el actual Mercado de Liniers se mude en 2020 a una nueva locazión en Cañuelas. “De todas formas haremos todo lo posible para que el se siga comportando igual”, señaló.

“Necesitamos un mercado de referencia nacional y único en el mundo. Si no te pasa como con el cerdo, que no tienen un mercado de referencia y cada frigorífico pone el precio que quiere”, señaló.

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad